Educación para adolescentes sobre el herpes simplex

El virus del herpes simplex es altamente contagioso. Se esparce por el contacto de piel con piel y generalmente causa una erupción en forma de ampolla en los labios o los genitales. El problema con este virus es que una vez que el brote pasa, queda dormido en el cuerpo, lo que significa que puede atacar otra vez en cualquier momento. Debido a que es altamente contagioso, es importante que hables con tu hijo adolescente sobre cómo evitar este virus incurable.

El virus del herpes simplex tipo 1

El virus del herpes simplex tipo 1, o HSV-1, ocurre en los labios, la boca y las áreas que la rodean y generalmente cuando se habla de él se lo hace como ampollas de fiebre o úlceras. Los brotes también pueden ocurrir en las mejillas y alrededor de la nariz, aunque son menos comunes. El más común del herpes simplex aparece durante la infancia. El virus tipo 1 es transmitido a través de la saliva humana y aproximadamente del 30 al 90% de los adultos tiene anticuerpos contra este virus dice Drugs.com. Los brotes generalmente duran entre 7 y 14 días. Si tu hijo adolescente tiene una úlcera por primera vez, haz una cita con el pediatra, recomienda HealthyChildren.org. Tu médico te va a recomendar el tratamiento apropiado, que puede incluir bebidas extras y medicaciones sin receta para aliviar el dolor.

Prevención

La única forma de evitar exponerse al virus del herpes simplex tipo 1 es evitar que tus hijos entren en contacto con la saliva humana. Sin embargo, eso es virtualmente imposible, ya que los seres queridos los querrán besar y los adolescentes generalmente disfrutan besarse entre ellos. Con frecuencia la gente tiene el virus y ni siquiera lo sabe, lo que hace que el contagio sea más probable. Puedes ayudar a tus adolescentes para que no tengan brotes repetidos. Reducir el estrés y evitar la luz directa del sol los puede ayudar. Habla con el médico de tus hijos adolescentes sobre las medicaciones antivirales que pueden prevenir los estallidos, así como reducir los síntomas y disminuir el tiempo de curación, de acuerdo a HealthyChildren.org. Recuérdale a tu adolescente que evite entrar en contacto con las úlceras de otra gente.

Virus del herpes simplex tipo 2

El virus del herpes simplex tipo 2, o HSV-2, causa el herpes genital, que se presenta como ampollas abiertas en y alrededor de los genitales. HealthyChildren.org señala que las ampollas también se pueden formar en las nalgas y la parte de arriba de los muslos. Este herpes se transmite por contacto sexual, o teniendo sexo con alguien que tiene las ampollas o teniendo sexo oral con alguien que las tiene en la boca. El sexo oral también puede transferir los herpes genitales a la boca, de acuerdo a Drugs.com. Alrededor del 20% de los adultos sexualmente activos tienen herpes genitales, reporta la American Academy of Dermatology, siendo las mujeres las que los tienen con más frecuencia. Habla con el pediatra de tus hijos adolescentes si tienes preocupaciones en este sentido.

Prevención

La única forma de prevenir el virus del herpes simplex tipo 2 es evitar el contacto sexual con alguien que lo tenga. Esto es difícil, porque alrededor del 30% de la gente que lo tiene no muestra síntomas, informa la página de Drugs.com. Si tu hijo adolescente es sexualmente activo, recuérdale usar siempre un preservativo y que evite el contacto de piel con piel con una pareja que esté teniendo un brote. También háblale del sexo oral. Edúcalo en cómo se esparce el virus de la boca a los genitales y edúcalo para que evite esta conducta si él o su pareja tienen un brote. Habla con el pediatra sobre las medicaciones que te pueden ayudar a reducir los brotes.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por adriana de marco