Edema periférico

Escrito por Sumei FitzGerald
Get up from your desk and walk around every hour to improve circulation.

La acumulación anormal de fluido en los tobillos, pies y piernas es evidencia de edema periférico según el Centro Médico de la Universidad de Maryland (UMMC). La edad avanzada o el sobrepeso pueden causar edema periférico, así como períodos largos estando de pie o sentado. El edema periférico puede ser un síntoma de falla cardíaca, renal o hepática en casos más serios. Un coágulo sanguíneo, una infección o un nódulo linfático bloqueado pueden causar que tus extremidades inferiores se inflamen, y ciertos medicamentos como antidepresivos, bloqueadores de canal de cálcio u hormonas pueden tener algo de responsabilidad.

Eleva tus piernas al acostarte.

Toma nota de tus actividades diarias. Tómate un tiempo al estar sentado o de pie durante periodos largos de tiempo al estar en casa, en el trabajo o conduciendo. Ejercita regularmente y pierde peso si tienes sobrepeso. No uses ropa ajustada, sobre todo en tus piernas. Prueba usar medias de compresión para que la sangre regrese a tu corazón. Limita el consumo de sal en tu dieta para disminuir la inflamación.

Ve a tu médico si los cambios que tomes no ayudan.

Llama a tu doctor si estos cambios no reducen la inflamación o si tu volumen de orina disminuye, tienes fiebre o tus pies o piernas se enrojecen y se sienten calientes al tacto. Tu doctor te hará preguntas y tomará tu historial médico para determinar la causa de tu edema periférico. Puedes pasar por pruebas de sangre o de orina y sacarte rayos X o un electrocardiograma. En el Periódico de la Academia Norteamericana de Asistentes Médicos, la asistente médica Beth Schroth escribe que las pruebas de hormona de la tiroides también pueden ser de ayuda.

Las comidas contienen bastante de tu consumo líquido requerido.

Toma diuréticos si tu doctor te los receta. Tómalos según hayan sido recetados y trabaja con tu médico para determinar una dosis efectiva. Puede tomar algo de tiempo determinar qué dosis, qué clase de diurético o qué combinación de medicamentos tendrán los mejores resultados. Tu doctor puede variar tus otros medicamentos, también.

Aprende a cocinar sin añadir sal.

Ve a un nutricionista para obtener ayuda para reducir la sal de tu dieta. Él puede enseñarte a cambiar tu manera de cocinar, comer y comprar, leer etiquetas y reducir el consumo de líquidos de manera adecuada. El exceso de sal es una causa común del edema periférico.

Puede que necesites terapia regular de oxígeno.

Obtén terapia de oxígeno de manera regular o presión positiva continua en las vías respiratorias si tienes enfermedad pulmonar obstructiva o hipertensión pulmonar, recomienda la asistente médica Schroth.

Advertencias

Llama a los servicios de emergencia si tienes dolor de pecho, presión en el pecho, si lo sientes ajustado, o si te estás quedando sin aire.