¿Para qué edades están diseñadas las camas para infantes?

Cuando tu hijo muestra señales de crecer fuera de su cuna, puedes buscar otra alternativa de cama que le proporcionará un sueño cómodo y seguro. Las camas para infantes son una opción a considerar porque a menudo siven bien como una transición desde los confines de una cuna a los mayores libertades de una cama. Considera la edad de tu hijo al determinar si una cama para infantes se adapta a sus necesidades.

Edad mínima

Aunque la edad de un niño es algo subjetiva, la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) ha determinado el mínimo de edad recomendada para que un chico use una cama pequeña. Según la CPSC, debe por lo menos tener 15 meses de edad para utilizar una cama de infante sano y salvo, como se presenta en el "Estándar de Seguridad de Camas para Niños Pequeños", publicado en el Registro Federal.

Consideraciones de seguridad

Una vez que tu hijo se traslade a una cama de infante, tendrás una gran variedad de nuevos problemas de seguridad que resolver para mantenerlo seguro. En primer lugar, él tendrá la libertad de vagar en su dormitorio, potencialmente sin supervisión. Por esta razón, es imperativo que lo hagas a prueba de niños cuidadosamente para asegurar que no se meta en problemas, advierte el sitio Baby Sleep. Tapa los enchufes y cables, pon los pequeños objetos fuera de su alcance y considera colocar una puerta de bebé en la puerta para contenerlo e impedirle vagar en otras partes de la casa.

Consejos de transición

Para asegurar una transición exitosa, espera hasta que estés seguro de que tu hijo está listo para salir de la cuna, advierte la enfermera pediátrica Barb Warner, del Hospital Infantil St. Louis. La transición normalmente conduce a cierta cantidad de disturbios del sueño de un niño, así que si todavía duerme bien en su cuna, no hay ninguna urgencia para moverlo. Si está saliéndose de la cuna con el colchón en la posición más baja, es mejor moverlo para evitar lesiones. Evita hacer coincidir una transición de cuna a cama con el nacimiento de un nuevo bebé. Pon la cama del niño en el mismo lugar que la cuna solía estar y pon ropa de cama familiar para el pequeño, para hacerla acogedora y cómoda para tu hijo.

Cuando la cama queda chica

Para el momento que tu hijo alcance 50 libras (22.5 kg), es hora mover a tu infante, informa la CPSC. Sabrás que está superando su cama porque cuando se extiende en ella, no tiene mucho más espacio para moverse. Las opciones de cama después de una cama para infante incluyen la de una o dos plazas para tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por paulina illanes amenábar