¿A qué edad puedes iniciar el entrenamiento de sueño de un bebé?

El entrenamiento de sueño significa ayudar a tu bebé a dormir y a permanecer dormido si se despierta durante la noche. El objetivo es establecer un horario de sueño durante la noche y de siestas durante el día que sea fiable y consistente tanto para ti como para tu bebé. Sin embargo, los métodos de entrenamiento de sueño varían desde los procesos de desahogo hasta el descanso en un ritmo natural. Inicia el entrenamiento de sueño cuando tu hijo esté preparado para ello.

Recién nacidos

No trates de entrenar a un recién nacido para que duerma. Aliméntalo según lo demande y ayúdalo a diferenciar entre la noche y el día dándole de comer cada tres horas durante el día y proporcionándole una alimentación completa por la noche, si lo demanda. La alimentación nocturna es completamente normal. Ayuda a tu bebé a acostumbrarse al mundo exterior y a sus rutinas estableciendo la costumbre de baño, pijama, pañal limpio y alimentación antes de ser puesto en un moisés o en una cuna para dormir durante la noche. Responde a sus despertares nocturnos ofreciéndole una alimentación completa. Desalienta los refrigerios asegurándote de que el bebé acepte ambos senos o tome la mayoría de su botella.

Cuando tu bebé está listo

A los 3 o 4 meses de edad, los ritmos naturales de tu bebé están empezando a establecerse. Se está acostumbrando a la alimentación diurna regular y a la rutina de la hora de dormir, lo que le ayuda a saber cuándo es hora de descansar. Para este momento, el bebé dormirá por períodos más largos de tiempo, hasta seis (a veces ocho) horas por la noche. Está listo para que lo apoyes con su entrenamiento de sueño, a menos que haya algún problema médico. Continúa su alimentación nocturna, asegurándote de que está tomando una alimentación completa y no sólo un refrigerio. Si sospechas que está tomando sólo un refrigerio, sustentándose en una alimentación regular diurna, ve si tu pareja (si estás en periodo de lactancia) puede confortar al bebé frotando su espalda para que vuelva a dormirse sin tomar alimento.

Sueño diurno

El entrenamiento de sueño de tu bebé no está diseñado solamente para el sueño nocturno. Para asegurar que tu bebé obtenga un buen descanso, también se enfoca en las siestas. La mayoría de los bebés necesitan una siesta por la mañana y otra por la tarde hasta que tienen alrededor de 12 a 18 meses de edad. Aunque el ritual de la siesta no es tan crucial como el de la noche, puede ser que tu bebé de 6 a 9 meses de edad necesite apoyo, dado que sus habilidades emergentes harán que sea difícil conciliar el sueño.

Consideraciones

Observar las señales de cansancio de tu bebé te dará una pista sobre en qué momento es hora de la siesta durante el día y cuándo estará listo para dormir por la noche. Bostezar es un signo evidente, pero también lo es frotarse los ojos y estar irritable. Si no es el momento exacto en que tu bebé suele dormir, pero muestra claras señales de fatiga, acuéstalo para que descanse. El desarrollo del bebé es dinámico, y los horarios exactos no son tan importantes como el reconocer lo que tu bebé necesita.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por josé antonio palafox