¿A qué edad puedes dejar de calentar la botella para un bebé?

Muchos padres saben el método apropiado para calentar el biberón, pero algunos no están seguros de cuándo y cómo hacer una transición de una botella caliente a leche fría. Lo que puede ser sorprendente para muchos padres es que no hay reglas sobre cuándo dejar de calentar el biberón. De hecho, calentar la botella es una preferencia completamente personal y algunos padres alimentan a sus hijos con leche a temperatura ambiente o fría desde el principio.

Leche fría contra leche caliente

En general, servir la leche para tu bebé caliente, a temperatura ambiente o fría es una decisión personal, no un asunto de salud. No hay diferencia nutricional entre la fórmula para niños o la leche de pecho caliente, fría o a temperatura ambiente. Algunos padres encuentran que su bebé prefiere la leche o la fórmula caliente porque está más cercana a la temperatura del cuerpo humano, y por ello más cercana a la temperatura de la leche de pecho. Otros padres optan por la conveniencia de saltarse el calentamiento del biberón y encuentran que sus bebés toman la leche fría o a temperatura ambiente sin quejarse.

Por qué cambiar

Hay algunas razones para cambiar de botellas calientes a leche o las fórmulas a temperaturas más frías. Calentar la leche de pecho a una temperatura alta puede destruir algunos de los valiosos anticuerpos y otros factores inmunes que la hacen tan saludable. Calentar ya sea la leche de pecho o la de fórmula en biberón de plástico puede permitir que los químicos se filtren del plástico hacia la leche, a pesar de que las botellas especiales libres de BPA son más seguras que las botellas estándar de policarbonato. Otros padres eligen no calentar los biberones de sus bebés porque toma mucho tiempo y prefieren alimentar al bebé más rápido.

Cambiar a leche fría

El cambio de calentar botellas a darle biberones sin calentar a menudo ocurre por accidente. Si bien el cuidador principal de un bebé es a menudo diligente al servir botellas calientes, alguien que observa al niño sólo ocasionalmente puede darle inadvertidamente un biberón frío o a temperatura ambiente por primera vez sin pensarlo. Muchos bebés hacen el cambio a leche fría cuando el cuidador principal sale por un momento y el otro padre, niñera o abuelo le da al bebé hambriento una botella de fórmula hecha con agua a temperatura ambiente o leche extraída de pecho que estaba en el refrigerador. Si quieres cambiar más gradualmente, o si tu bebé rechaza cualquier leche que no esté caliente, puedes ofrecerle leche ligeramente más fría cada día hasta que la tome a la temperatura que quieres.

Consideraciones

Si escoges alimentar a tu bebé con fórmula sin calentar, asegúrate de usar agua fría directa del grifo o agua embotellada, ya que el agua caliente de tu llave ha estado en un tanque de agua donde los minerales o químicos pudieron filtrarse. No dejes botellas de leche de pecho o fórmula fuera en el cuarto a temperatura ambiente por periodos largos de tiempo, ya que las bacterias pueden crecer rápidamente y hacer que tu bebé se enferme.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por luisa santana