¿Cuál es la edad promedio para que un bebé se siente solo?

Probablemente tienes curiosidad por saber cuando tu bebé está listo para sentarse por sí mismo. Él empieza a tener el control sobre los músculos más grandes antes de aprender a controlar los músculos más pequeños del cuerpo. El desarrollo céfalo-caudal implica el aprender a controlar los músculos y el cuerpo, lo que comienza en la cabeza y pasa a la parte inferior del cuerpo. En este orden, el bebé aprende a desarrollar su cabeza, la parte superior del tronco y los brazos primero, según señala el sitio web Education.com.

Hitos del desarrollo normal

Tu bebé se encuentra con sus etapas de desarrollo --tales como levantar la cabeza, darse la vuelta y sentarse-- en base a cómo se desarrollan sus músculos. También él tiene que averiguar dónde las piernas y los brazos deben estar para que, en su intento de sentarse, no se vuelque. Antes de que pueda hacer frente a sentarse, los músculos del cuello deben ser lo suficientemente fuertes como para soportar la cabeza. Normalmente, él aprenderá a tener sus brazos por debajo de su torso y empujarse a sí mismo otra vez, rodando de adelante hacia atrás. Él está aprendiendo a usar sus músculos para controlar sus movimientos, un desarrollo que comienza a los 4 meses, afirma el sitio web de Baby Center.

Habilidades necesarias

Cuando tu bebé es un recién nacido acostado en su cuna, el aprende cómo dar vuelta la cabeza para encontrar sonidos interesantes, como tu voz. Una vez que se entera de esto, comienza a trabajar en aprender a levantar la cabeza. Cuando lo colocas sobre una manta en el suelo, quiere ver lo que hay a su alrededor. Se trata de la época en que comienza a a sostenerse a sí mismo en sus brazos y a levantar la cabeza mientras mira todos los interesantes nuevos artículos en su nuevo entorno. Cuando tiene cerca de 4 meses de edad, los músculos del cuello se vuelven más fuertes con rapidez, ayudándole a medida que aprende a sentarse. El desarrollo físico de tu bebé progresa desde la parte central de su cuerpo hacia las partes periféricas como los brazos y las piernas. Aprenderá el control de los músculos más grandes antes de aprender el control muscular fino. Esto es importante para aprender a sentarse.

Acontecimientos relacionados

Después de que su bebé aprenda a controlar el cuello y los músculos del tronco superior, va a empezar a trabajar en sostener su pecho alejado del suelo. Una vez que ha dominado esta habilidad, él debería tener unos 5 meses de edad y ser capaz de sentarse por un minuto o dos sin ayuda. Luego aprende a apuntalar el propio uso de las manos y pone rígidos los brazos a ambos lados de su cuerpo. Esta posición no deja las manos libres para jugar con uno de sus juguetes, de modo que su próxima tarea es aprender a usar los músculos del tronco para mantener su cuerpo para que pueda jugar y sentarse al mismo tiempo. Después de encontrar la manera de apuntalarse a sí mismo, aprenderá a torcer el tronco y a empujar hacia arriba para acostarse sobre el estómago en una posición sentada. Él debe tener 8 meses de edad ahora y ser capaz de sentarse con facilidad y sin mucho apoyo, dice el sitio web de Baby Center.

Proporcionar apoyo

A medida que tu bebé está desarrollando las habilidades necesarias para sentarse de forma independiente, puedes ayudarle a que se siente con la ayuda, pero sólo asegúrese de que tenga el control necesario del cuello y del tronco primero. Siéntate en el suelo y extiende las piernas. Coloca a tu bebé en la V que se crea por las piernas y apóyalo suavemente con sus manos a ambos lados de su caja torácica. Anímalo a que se apuntale a sí mismo con las manos delante de él. Cuando él sea capaz de sentarse sin apoyarse con las manos, podrá jugar con un juguete mientras se sienta cerca tuyo. Debes estar listo para atraparlo si comienza a caer. Coloca algunas almohadas en una pequeña caja con una tapa abierta. Pon a tu bebé en la caja de modo que los lados y las almohadas lo apoyen, tal como indica el sitio web BabyDevelopmentNews.

Más galerías de fotos



Escrito por genevieve van wyden | Traducido por javier enrique rojahelis busto