¿A qué edad los niños deberían comenzar a ejercitarse?

El ejercicio tiene muchos beneficios para los niños y adultos por igual. Según Get Kids in Action, 1 de cada 3 niños estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. La obesidad aumenta el riesgo de desarrollo de asma, diabetes tipo 2, apnea del sueño y una variedad de otras condiciones. El ejercicio regular puede ser una poderosa herramienta de control de peso.

Comenzar a ejercitarse

Los niños pueden y deben comenzar a hacer ejercicio tan pronto como sea posible, según los informes de KidsHealth. El tipo de ejercicio que un niño disfrutará puede variar dependiendo de la edad, pero es importante que los niños se activen tan pronto como sea posible, porque los niños que hacen ejercicio cuando son jóvenes son más proclives a continuar con ese buen hábito como adultos. No hay límite de edad sobre cuándo los niños deben comenzar a hacer ejercicio.

Beneficios de los ejercicios en niños

Además de los beneficios de salud, correr y estar físicamente activos puede ayudar a los niños a dormir mejor y reducir el estrés.

Cuánto ejercicio deben hacer

La cantidad y tipo de ejercicio que se necesita depende de la edad y el nivel de energía del niño. Get Kids in Action recomienda que todos los niños hagan un mínimo de 60 minutos de ejercicio todos los días, si es posible. Los niños pequeños pueden necesitar hasta 90 minutos por día, mientras que los niños preescolares pueden obtener dos horas de ejercicio. Para bebés y niños muy pequeños, jugar a la mancha, a las escondidas o simplemente dando vueltas en el patio a la mañana puede proporcionar todo el ejercicio que necesitan. Para los niños mayores, considera tomar un paseo en bicicleta juntos o inscribirlos en un deporte o clase que les interesa, como el karate.

Fomentando el ejercicio

La mejor manera de activar a tu niño es activarte a ti mismo. Corre y juega con él, si es posible. Permite que te vea ejercitándote para que siga el ejemplo. Desalienta las actividades sedentarias, incluyendo la televisión, tanto como puedas.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por mariela rebelo