¿Qué edad deberían tener los niños para usar un teléfono celular?

Para muchos niños, conseguir su primer teléfono celular es un derecho moderno de avance que está a la par del primer beso u obtener una licencia de conducir. Como padre que se pregunta si su hijo es lo suficientemente maduro para lidiar con las responsabilidades de esta poderosa pieza de tecnología, mantén sus necesidades y su nivel de madurez en mente.

La edad correcta

Según Healthy Children, la mayoría de los niños no son capaces de lidiar con la responsabilidad de un teléfono celular. Si estás considerando comprar uno para un estudiante de primaria, hay ciertas preguntas que debes hacerte respecto al nivel de preparación y madurez de tu hijo. Por ejemplo, ¿tu hijo entiende los conceptos límites de minutos y de descarga de aplicaciones? ¿Puedes confiar en tu hijo para no mandar mensajes de texto, escuchar música o jugar juegos en clase? ¿Tu hijo es lo suficientemente maduro para entender las potenciales vulnerabilidades de los teléfonos celulares, como transmitir imágenes inapropiadas o descargar aplicaciones maliciosas?

Circunstancias especiales

Hay ciertas situaciones en las cuales proporcionar un teléfono celular a un niño en edad escolar es apropiado o incluso necesario. Por ejemplo, un teléfono celular puede permitir a un niño que tiene una enfermedad potencialmente peligrosa contactarte en caso de una emergencia. Si tu hijo en edad escolar pasa tiempo fuera de casa, como por ejemplo andando en bicicletas con amigos o en programas después del horario escolar, darle un teléfono celular para asegurar que te mantengas en contacto puede ser una buena opción.

Contrato de teléfono celular

La psicóloga clínica Dra. Laura Markham recomienda a los padres crear un contrato de teléfono celular para sus hijos. Siéntate con tu hijo y explícale cómo funcionan los contratos de teléfonos celulares y los límites de minutos y mensajes de texto. Crea reglas de juego cuando se trata de usar el teléfono tanto en casa como en la escuela. Por ejemplo, insiste al niño que apague el teléfono celular durante clases o que lo mantenga en su casillero o mochila cunado no lo use. Puedes también estipular que el teléfono siempre debe ser atendido si llaman mamá o papá y que no puede ser utilizado por nadie que no sea de la familia. Insiste a tu hijo que firme el contrato y mantén una copia pegada en la pared de tu hijo o en la nevera.

Sacarle el teléfono

Si tu hijo comienza a abusar del privilegio, no dudes en sacarle el teléfono celular de inmediato. Establece las consecuencias de romper cualquiera de las reglas contempladas en el contrato. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo que una violación se castiga con la pérdida del uso del teléfono celular durante un período de tiempo, como una semana. Si tu factura de teléfono celular es una escandalosa por excesos, una pérdida más larga del privilegio (como un mes) puede ser necesaria. Si tu hijo envía mensajes de texto o imágenes inapropiadas o potencialmente perjudiciales para otra persona, quítale el teléfono celular de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por mariano abrach