¿A qué edad debe un niño empezar a hacer deportes?

La edad en que un niño debería empezar a hacer deportes no está escrita en piedra. Dicho esto, de acuerdo con KidsHealth, un niño está emocionalmente y físicamente listo para el juego en equipo organizado a la edad de 6 o 7 años. Antes de ese momento, la capacidad de atención y la coordinación de tu hijo puede no coincidir bien con las habilidades necesarias para los deportes.

El más joven no es el mejor

A tu niño le puede encantar patear una pelota por el patio y andar en bicicleta en la entrada para el automóvil, pero eso no significa que está listo para los deportes. Como Kids Health lo indica, a pesar que los deportes organizados para niños tan jóvenes como de la edad preescolar están disponibles, un niño en primer grado está más preparado para jugar bien con otros. De hecho, a la edad de 6 o 7 años, el niño capta conceptos como pasar el balón a un compañero de equipo, escuchar al entrenador, y prestar más atención al juego que a saludar a mamá y a papá.

No hay un "yo" en el trabajo en equipo

Los niños se desarrollan de manera diferente, así que tal vez tu hijo en edad preescolar está listo para los deportes recreativos. Sólo asegúrate de que tu hijo tenga las habilidades físicas, mentales y sociales necesarias para jugar, ya que, como señala HealthyChildren.org, será más probable que tenga éxito cuando esté listo. Pregúntate si tu hijo tiene la capacidad de atención de un juego completo de, por ejemplo, fútbol o baloncesto. ¿Comparte él con los demás? ¿Está coordinado físicamente? Si la respuesta a estas preguntas es "sí", entonces enciende tu cámara de video y prepárate para ver a tu pequeño destrozar el campo de juego.

No practiques para que sea perfecto

La mayoría de los preescolares todavía no han dominado las habilidades como lanzar, atrapar o tomar turnos, informa KidsHealth. Así que, inscribir a tu hijo de 4 años de edad para el T-ball puede simplemente servir para frustrarlo si tiene dificultades para entender las reglas del juego o carece de las habilidades necesarias para jugar. No querrías quitarle las ganas a tu chiquillo de hacer deportes en conjunto con una mala presentación. Esta es la razón por la que postergar los deportes hasta la edad adecuada tiene sus beneficios.

Ganar no lo es todo

El hecho de que tu pequeño no esté listo para el juego competitivo en equipo, no significa que no pueda disfrutar de los deportes. Señala HealthyChildren.org que los niños de 2 a 5 años de edad pueden beneficiarse de las actividades que hacen hincapié en la diversión, en la cooperación y en las habilidades básicas. Busca un programa que sea más sobre el disfrute que el ganar. En esta etapa, necesitas enfocarte en darle a conocer al pequeño jugador un deporte, sin presionarlo a que sea una superestrella.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa willets | Traducido por erick montesdeoca