Edad apropiada para comenzar a jugar lacrosse

Jugar lacrosse desarrolla el sentido de logro, disciplina y trabajo en equipo en un niño, pero la edad óptima para comenzar estas clases depende de cada uno. Algunos desarrollos psicológicos indican que el niño está listo para adquirir habilidades relacionadas con el lacrosse, como manejar el palo y realizar pases. Sin embargo, la edad correcta para jugar depende de otros elementos relacionados con la madurez, como la capacidad de seguir indicaciones y trabajar como miembro de un equipo. La edad óptima para comenzar difiere entre un niño y el otro, y esperar a que haya indicios de que está listo ayuda a garantizar una experiencia positiva.

Desarrollo físico

Comenzar a jugar lacrosse a la edad adecuada significa cumplir con características físicas básicas necesarias para jugar. A diferencia del fútbol o la natación, jugar lacrosse requiere suficiente coordinación y habilidades motrices, para correr mientras manejas el palo al mismo tiempo. Este nivel de coordinación no ocurre en la mayoría de los niños hasta el tercer o cuarto grado, explica Chuck Jaffee, editor del New England Lacrosse Journal. Asimismo, los niños que comienzan a jugar lacrosse deben tener suficiente fuerza y coordinación como para continuar corriendo con la interferencia de los palos de los demás.

Comprender el trabajo en equipo

Hasta que un niño sea lo suficientemente grande como para comprender y apreciar el valor del trabajo grupal, comenzar a jugar lacrosse, o cualquier otro deporte en equipo, no tiene sentido. El niño debe tener la madurez y conciencia suficientes para comprender su papel como miembro de un equipo y que debe pasar la pelota para aprovechar las habilidades de sus compañeros. Alrededor de los 7 u 8 años, la mayoría de los niños comienzan a entender estas nociones. Sin embargo, el entendimiento cognitivo es solo una parte para comenzar a jugar lacrosse.

Listo para trabajar duro

Antes de comenzar a jugar, el niño debe ser lo suficientemente grande como para comprometerse durante las prácticas y los ejercicios, no solo los partidos. Muchos niños disfrutan de los deportes y actividades porque son divertidos y sus amigos también los practican. Al comenzar a jugar lacrosse, el niño debe comprender que practicar un deporte requiere trabajo duro, que no siempre es divertido. La preparación física y de estrategias es diferente de los programas para jóvenes basados en las habilidades, en los que las prácticas implican juegos de técnica "divertidos" y ejercicios para manejar la pelota. Algunos niños precoces desarrollan esa motivación a los 7, pero lo mayoría lo hace alrededor de los 10 u 11. Forzar a un niño a que trabaje duro antes de que quiera hacerlo trae como resultado pérdida de interés y agotamiento.

Escuchar las reglas

Para los más jóvenes, las reglas del lacrosse pueden parecer poco convenientes y arbitrarias. Aun así, el niño debe tener la madurez para aceptar y respetar las normas antes de jugar. Por ejemplo, el niño que es lo suficientemente grande como para comprender cuándo puede golpear a los miembros del otro equipo con el palo tiene una ventaja sobre el más pequeño, que lo ve como una oportunidad para golpear a otros niños sin consecuencias. Algunos aceptan y respetan las reglas del juego cuando tienen 8, otros a los 9 o 10 años.

Más galerías de fotos



Escrito por christina schnell | Traducido por pilar celano