¿Cuál es la edad apropiada para que una adolescente trabaje como niñera?

Ganar su propio dinero puede significar que tu hija adolescente vendrá a ti, con la palma estirada, menos a menudo. Trabajar como niñera puede ayudar a tu hija adolescente a aprender cuestiones de responsabilidad y el valor del trabajo duro, pero no toda adolescente está preparada para aprender estas lecciones a la misma edad. Antes de dejar que tu adolescente tenga a cargo el hijo de otra persona, considera no sólo su edad sino la preparación para cuidar al niño de forma segura.

Disposición de edad

Has declarado el límite para el uso de maquillaje a los 14 años, y no puede conducir legalmente hasta que tenga 15 o 16 años. Pero no existe ninguna guía de edad estricta que dictamine cuándo una adolescente está lista para trabajar como niñera. El University of Michigan Health System recomienda que los padres contraten niñeras que tengan 12 años o más, aunque el Idaho Department of Health and Welfare recomienda que la edad mínima de una niñera sea de 13 años. Tu hija adolescente puede no estar lista hasta que tenga 14 o más. Antes de que tu hija acepte un trabajo como niñera, ponte en contacto con el departamento de bienestar del niño de tu estado para saber si este estado ha declarado una edad mínima en la cual los niños se pueden dejar legalmente sin supervisión de un adulto.

Disposición de madurez

A los 13 o 14 años, tu hija adolescente puede ser lo suficientemente grande para ingresar el mundo del trabajo como niñera. Que sea lo suficientemente madura es otro tema. Considera un estudio informado por la American Academmy of Pediatrics. De las niñeras entrevistadas de 11 a 13 años, el 40 por ciento ha dejado niños sin atención y el 20 por ciento le abrió la puerta a extraños. Antes de que tu hija adolescente tenga permiso para trabajar como niñera, deberá saber cómo lidiar con extraños que llaman a la puerta, deben poder seguir órdenes que le dan los padres del niño a su cargo y deben saber cómo conseguir atención de emergencia en el caso de que sea necesario. Para ser una niñera de confianza, una adolescente también debe poder concentrarse en lo que está pasando frente a ella, y debe poder tener control sobre los niños pequeños. Si tiene miedo de decir "no", probablemente no esté lista para lidiar con un preescolar irritable que no quiere irse a dormir.

Dejar que una adolescente trabaje como niñera

Quizás sientas que tu adolescente es lo suficientemente grande y madura para trabajar como niñera, pero eso no quiere decir que pueda tomar cualquier trabajo que venga. Antes de dejar que trabaje como niñera, puedes considerar hacer algunas reglas de base que dictaminen el trabajo que va a tomar. Quizás sientas que sólo es capaz de cuidar a un niño a la vez, que los bebés están fuera de sus límites o que no quieres que trabaje más de tres horas o pasada cierta hora. El sitio web KidsHealth.org recomienda que los adolescentes le pregunten a los potenciales empleadores sobre las expectativas del trabajo como niñera antes de acordar con ellos, y tu hija deberá estar dispuesta a transmitirte todas estas preguntas a ti. Si no conoces a los padres que la contratan, o si no sientes que vaya a estar segura en la casa o no tiene un camino seguro hacia ella, quizás tenga que esperar a un próximo trabajo.

Cómo preparar a una adolescente

Sin mucha experiencia de vida, una adolescente necesita entrenarse antes de poder cuidar de forma asegura a otros niños. Lo ideal es que primero busque algún empleo para ayudar a la madre, en el cual pueda ayudarla con los niños mientras los padres están presentes. El sitio web KidsHealth.org también recomienda que las adolescentes tomen cursos de seguridad para trabajar como niñeras, antes de tomar cualquier empleo. Tu American Red Cross local ofrece estos cursos, como un centro de la comunidad o un centro médico. Una vez que tenga cierto entrenamiento, trabaja con ella para asegurarte de que sepa cómo manejar varias situaciones. El sitio Care.com recomienda hacerle algunas preguntas sobre cómo reaccionaría si un niño se estuviera ahogando o que haría con un niño que llora. Si no puede lidiar con estos escenarios con confianza, necesita más entrenamiento antes de estar lista para estar a cargo de niños pequeños.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por aldana avale