¿Cuál es la edad adecuada para empezar con el levantamiento de pesas?

Muchas personas piensan que el levantamiento de pesas es un ejercicio exclusivamente reservado para los adultos. En la actualidad, los niños que levantan pesas experimentan muchos de los mismos beneficios que los adultos que lo hacen. También pueden comenzar a levantar pesas mucho antes de lo que te imaginas. De acuerdo con el American Council on Exercise, los niños pueden comenzar su viaje en el levantamiento de pesas a la edad de 7 u 8, o tan pronto como entiendan cómo seguir directivas. Apenas tu hijo esté listo, empieza a incluir entrenamiento de fuerza tres días a la semana como parte de los 60 minutos de ejercicio diario recomendados para él.

Despertar el interés

Es mucho más fácil para los niños de 7 u 8 entender las ideas que no son abstractas. Si bien es cierto que levantar pesas ayudará a mejorar la composición corporal de tu hijo y la densidad ósea sin atrofiar su crecimiento, estas ideas probablemente no despierten su interés en ello. Para despertar inicialmente el entusiasmo por las pesas, habla con tu hijo acerca de lo divertido que puede ser y lo bueno que será en un deporte o algo que realmente disfruta gracias al levantamiento de pesas.

Comienza a hacerlo


Una vez que hayas despertado su interés, incluye el levantamiento de pesas en su plan de ejercicios.

Una vez que tu hijo sienta curiosidad y hasta se sienta emocionado por el levantamiento de pesas, decide cómo vas a integrar el entrenamiento en una rutina constante. Planifica ayudar a tu hijo a trabajar cada grupo muscular. Comienza con un peso muy ligero y un programa de entrenamiento de fuerza gradual. Céntrate en establecer una buena forma y ofrece una retroalimentación y estímulo constantes. Recuerda que el maestro de educación física de tu hijo, entrenadores personales y otros profesionales de aptitud pueden ser recursos útiles.

Manténlo interesante

A veces los niños tienen poca capacidad de atención o simplemente se aburren rápidamente. Mantén los ejercicios de entrenamiento de fuerza de tu hijo interesantes y divertidos. Además de las mancuernas y pesas reales, sorpréndelo con otros objetos ponderados para levantar. Piensa en las cosas que tienes en tu casa, tales como botellas de agua, comida enlatada o incluso ladrillos. También puedes utilizar otros equipos de entrenamiento de resistencia, tales como bandas elásticas y balones medicinales. Cuando lo haces divertido, tendrás más éxito en mantener el interés de tu hijo.

Haz combinaciones

Si bien el levantamiento de pesas es un aspecto importante de un programa de acondicionamiento físico saludable para tu hijo, la actividad aeróbica y los ejercicios para fortalecer los huesos también son importantes. De hecho, la actividad aeróbica debe incluir la mayor cantidad de horas de ejercicio diario de tu hijo. Él puede hacer ejercicio aeróbico suficiente corriendo, jugando a la mancha o participando en deportes. Las actividades que requieren correr y saltar también son ejercicios eficaces para fortalecer los huesos. Combina la rutina de ejercicios de tu hijo y considera unirte a la recompensa de una rutina de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por mary marcia brown | Traducido por maría florencia lavorato