¿Durante cuánto tiempo está buena la fórmula para bebés?

Para muchos padres, la fórmula para bebés es un salvavidas. La facilidad y conveniencia de darle fórmula a tu bebé puede ser un gran alivio, en particular cuando estás lejos de casa. Sin embargo, la fórmula sólo puede durar un tiempo antes de descomponerse.

Beneficios de la fórmula

Aunque la mayoría de los expertos coincide en que la lactancia materna le da a tu bebé la mejor nutrición posible, la alimentación con fórmula es la siguiente mejor. Si no puedes o no quieres amamantarlo, la fórmula le puede dar a tu bebé los nutrientes que necesita rápida y fácilmente. Los fabricantes de fórmula producen muchas diferentes variedades de fórmula, por lo que muy probablemente habrá una que cumpla las necesidades únicas de tu bebé.

Fórmula lista para alimentar

Puedes comprar fórmula preparada previamente o lista para alimentarlo o puedes comprar fórmula en polvo o en concentrado líquido y mezclarla tú mismo. Si compras fórmula lista para alimentarlo, debes refrigerar la mezcla que no uses inmediatamente después de haber abierto el empaque, ya que comenzará a descomponerse una vez que rompas el sello. La fórmula refrigerada debe utilizarse o desecharse dentro de 48 horas después de haberla abierto, y cualquier fórmula para alimentar a tu hijo no puede durar más de una hora al aire libre sin que sea consumida.

Fórmula mezclada

La solución ideal para los padres sobre la marcha es la fórmula en polvo o concentrado que les da la opción de hacerla sólo cuando la necesiten. Cuando haces la fórmula de esta forma, como en el caso de la fórmula lista para comer, tu bebé tiene una hora para consumirla desde el momento en que la mezclas. Si permanece fuera durante más tiempo, deséchala. Puedes preparar botellas para tu bebé por adelantado, pero debes refrigerarlas inmediatamente y dárselas dentro de las siguientes 24 horas.

Fórmula refrigerada

Si quieres darle a tu bebé fórmula refrigerada, ya sea de una botella prehecha o de una mezcla que guardaste, caliéntala antes de dársela usando un calentador de biberones o poniéndola bajo agua caliente corriente. De nuevo, tu bebé debe beberla dentro de la siguiente hora antes de que ya no esté buena.

Recipientes de fórmula en polvo

Como los bebés consumen la fórmula tan rápidamente, probablemente se terminará un recipiente de fórmula en polvo mucho antes de que llegue a su fecha de caducidad. Pero estos recipientes caducan en algún momento, lo que podría ser un problema si compras la fórmula en grandes cantidades. La mayoría de los contenedores de fórmula sirven por al menos un año. No uses la fórmula después de la fecha de caducidad marcada en el empaque.

Más galerías de fotos



Escrito por bryan berg | Traducido por laura lara