La duración promedio de sueño de los adolescentes

La mayoría de los adolescentes tienen dificultades para obtener la cantidad adecuada de sueño. Una combinación de agenda ocupada, horas de inicio escolar temprano, los cambios biológicos relacionados con la adolescencia y los hábitos personales (juegos de vídeo nocturnos y el consumo de cafeína, por ejemplo) conspiran para evitar que muchos adolescentes obtengan el sueño que necesitan, que el National Sleep Foundation dice que es un poco más de nueve horas.

La privación del sueño

El sueño es muy importante para los adolescentes, sin embargo, sólo el 20 por ciento de los adolescentes obtiene la cantidad óptima de sueño, según la National Sleep Foundation (NSF por sus siglas en inglés). La NSF revela que esto puede contribuir al acné, a un aumento en el apetito poco saludable y comportamientos agresivos o inapropiados. Más importante aún, los adolescentes con falta de sueño son más propensos a tener complicaciones con la concentración, el aprendizaje o la resolución de problemas y corren un mayor riesgo de accidentes causados ​​por la somnolencia.

Requisitos del sueño

Aunque 9.25 horas de sueño son lo que la mayoría de los adolescentes necesitan para funcionar mejor, algunos adolescentes les va bien con sólo 8.5, dice la NSF. Hasta el 85 por ciento de los adolescentes, sin embargo, ni siquiera consiguen dormir esa cantidad la mayor parte de los días de escuela, de acuerdo con la NSF. El adolescente promedio obtiene entre 7 y 7.5 horas de sueño cada noche, de acuerdo a Nationwide Children's Hospitals. El antropólogo Gwen Dewar, sin embargo, que estudia la ciencia de la crianza de los hijos, señala que las necesidades de sueño pueden ser influenciadas por factores tales como las tasas de crecimiento, el estrés y la genética.

Sueño y edad

Los adolescentes tienden a dormir menos a medida que crecen, según la NSF. Dewar también informa que la cantidad promedio de sueño varía según la edad. Ella señala un estudio en el que los niños de más de 13 años de edad tiene un promedio de nueve horas de sueño, mientras que los de 14 años de edad tiene 8.7 y los de 16 tienen 8.1. Algunos jóvenes de esas edades, duermen mucho menos. En los distintos grupos de edad, el 2 por ciento de los niños de 13 años de edad tiene menos de 7.7 horas por noche, los de 14 años de edad tienen menos de 7.3 horas y los de 16 tienen menos de 6.6 horas de sueño por noche.

Noches sin escuela

Los patrones de sueño de fin de semana y vacaciones difieren de los días de escuela para muchos adolescentes, según la NSF. Muchos adolescentes se acuestan hasta tres horas más tarde en una noche sin escuela al día siguiente y se despiertan tres o cuatro horas más tarde de lo que lo hacen en una mañana escolar. En las noches en las que no hay escuela al día siguiente, los adolescentes son más propensos conseguir por lo menos 8,5 horas de sueño, y muchos llegaron a 9 horas. Los adolescentes que fueron a la cama tarde, sin embargo, tendieron a obtener un número menor al óptimo de horas de sueño.

Noches Escolares

El 45 por ciento de los adolescentes duermen menos de ocho horas de sueño entre semana, y el 21 por ciento recibe de ocho a menos de nueve horas. Entre los adolescentes mayores, sin embargo, los del 9º al 12º grado, el 62 por ciento recibe una cantidad insuficiente de sueño entre semana y sólo el 9 por ciento obtiene una cantidad óptima de sueño. El horario de inicio escolar prematuro a veces agrava este problema, según la NSF, porque los ciclos biológicos del adolescente hacen que sea difícil conciliar el sueño antes de las 23 horas, o despertar antes de lo 8 de la mañana

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por natalia pérez