¿Por qué se duermen los dedos de mis pies cuando estoy montando mi bicicleta?

Al igual que con cualquier deporte que requiera movimientos repetitivos continuos, el ciclismo puede provocar molestias o lesiones si existe algún problema en el alineamiento o postura. Una queja común entre los ciclistas, especialmente en los meses de calor, es adormecimiento, hormigueo o pies "calientes". Estas sensaciones pueden ser causadas por la compresión del nervio entre los metatarsianos, que es el resultado de vibraciones de la carretera, la compresión excesiva del pie, escalada continua o andar con marchas pesadas. El entumecimiento u hormigueo en los pies puede ser muy incómodo, sobre todo en los viajes más largos.

Lo que puedes hacer

La presión en el nervio metatarsiano puede ocurrir si tus zapatos son demasiado pequeños o están demasiado ajustados, por lo que asegúrate de que tus pies tengan algo de espacio para respirar. En el verano, los pies a menudo se hinchan, por lo que puede que tengas que aflojar el cierre ligeramente, usa calcetines delgados o compra una plantilla más delgada para darles a tus dedos lugar extra. Por otra parte, el movimiento del pie dentro de un zapato que es demasiado grande o suelto también puede provocar entumecimiento. Si esto ocurre, es posible que tengas que comprar un zapato más pequeño, reemplazar la plantilla con una más gruesa o cambiar tus calcetines por unos más gruesos. Si el problema sólo se produce durante ascensos o al empujar un equipo pesado, cambia a una velocidad más baja y aumenta tu cadencia. Si el problema persiste, consulta a un especialista en ajustes de bicicleta para que examine la colocación del pedal. A veces el ajuste de la posición anterior/posterior de los pedales por un par de milímetros puede resolver el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bell | Traducido por martin santiago