El duelo de los padres en los niños

La pérdida de un padre es especialmente traumático para los niños, que hacen frente a su dolor en una variedad de maneras. Si el niño en duelo es tuyo o pertenece a un miembro de la familia, el apoyo y la bondad pueden ayudar a la familia a sanar de raíz a un niño que pierde a un padre.

Duelo sano

Si la muerte de un padre es repentina e inesperada, o el resultado de una enfermedad, los niños pequeños pueden experimentar confusión, tristeza, depresión o ansiedad, según la American Academy of Pediatrics. Otros niños podrían volverse irritables, enojados o desafiar a su padre sobreviviente. Los niños mayores y los adolescentes pueden llegar a aislarse, ser letárgicos o tranquilos, de acuerdo con KidsHealth, un sitio de desarrollo de los niños. Algunos niños pueden sentirse sorprendidos y no mostrar emoción alguna como consecuencia de una muerte, o pueden comportarse como si nada hubiera pasado. Estas reacciones ante el dolor son normales y pueden durar hasta varios meses después de que alguien ha muerto, de acuerdo con KidsHealth.

Duelos no sanos

El dolor que persiste o empeora, más de cuatro meses después de la muerte puede ser poco saludable, de acuerdo con KidsHealth. Algunos niños pueden crecer deprimidos, fantasear con la muerte, o mantener la creencia de que el padre que ha fallecido volverá a la vida. La pena también podría comenzar a afectar otras áreas de la vida del niño, como preescolar, escuela, amistades o relaciones con otros miembros de la familia. Los niños también pueden mostrar tendencias autodestructivas como el aumento de la toma de riesgos.

Cómo pueden ayudar los demás

Si bien lo que se quiere es proteger a los niños de la muerte y el dolor, hacerlo sólo alentará a los niños a reprimir sus emociones, de acuerdo con PBS Parents, un sitio de desarrollo de los niños. Comparte historias sobre el otro padre del niño y lo mucho que significa para todos. Anima al niño a expresar sus sentimientos y hablar de su dolor. Explica que mientras todo el mundo está herido, la vida poco a poco vuelve a la normalidad. Mantén las rutinas típicas de la familia y consigue la ayuda de otros miembros de la familia, incluidos los abuelos, que pueden hacerse cargo del cuidado de los niños mientras te tomas tiempo para llorar tú mismo.

Explicar la muerte

Una muerte puede ser especialmente confusa para los niños pequeños, que pueden no entender claramente lo que significa la muerte. Reiterarle que la muerte significa que alguien no puede volver puede ayudar a los niños a entender la finalidad de la muerte, de acuerdo con KidsHealth. Ofrecer otras explicaciones tales como "mamá va a estar lejos por mucho tiempo" puede ser confuso para los niños. Una explicación honesta darán mejores resultados. Los niños menores de 5 años pueden entender mejor la muerte si se les explica que el cuerpo del padre que ha fallecido dejó de funcionar. Enpatiza con la angustia de un niño y anima a los niños a hacer muchas preguntas.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por verónica sánchez fang