¿Te duelen los pies por tu calzado de ciclista?

Nada ahuyenta más las ganas de ejercitarte sobre tu bicicleta que un par de pies doloridos. Ese dolor causado por el calzado puede debilitarte en tus paseos largos y la sensación de dolor se queda contigo aún después de haberte detenido. Este dolor puede venir del uso de zapatos de talla incorrecta, lo que causa irritación por la fricción en el empeine o en el talón o el sistema de cierre. Una vez que has identificado qué causa el dolor en tu caso en particular, puedes corregir el problema con el par de calcetines adecuados o con un nuevo juego de calzado. Así podrás retomar tu ejercicio de ciclismo sin más dolor.

La talla es importante

Los tacos para el ciclismo están diseñados para mejorar la eficiencia con la que pedaleas ya que aseguran tus pies directamente a los pedales de la bicicleta. Esto quiere decir que tus pies pueden estar ocasionalmente jalando los pedales hacia arriba, por lo que el ajuste correcto es de particular importancia para poder reducir cualquier fricción causada en movimientos laterales. Asegúrate de probar distintos pares de calzado para ciclista mayores y menores a tu talla regular para que puedas determinar cuál te da el mejor ajuste, teniendo en cuenta que debes hacer esto con el tipo de calcetines que planeas utilizar en tus ejercicios. Lo ideal es que puedas aflojar el calzado con las cintas, ya que es posible que los pies se inflamen un poco después del ejercicio intenso.

Pon una calceta adentro

Las calcetas que utilizas para el ciclismo pueden corregir muchos malestares y dolores al brindarte un apoyo (o colchón) entre el pie y el calzado. Muchas calcetas de ciclismo vienen con almohadillas entrelazadas en la parte superior del pie, ya que la energía que utilizas al pedalear se concentra justo por encima del calzado. Las calcetas de ciclismo están hechas con materiales sintéticos o con lana de merino que también sirve para absorber y expulsar el sudor de tu piel, lo que evita que el pie se ablande y reduce la probabilidad de que te salgan ampollas.

Atado y listo para pedalear

El sistema de cierre de tu calzado es vital para escoger qué tipo de zapato evita el dolor. Como es tan importante que los zapatos queden tan justos como sea posible para aumentar la eficiencia del ejercicio, el sistema de cierre que utiliza cordones o cintas de velcro pueden ajustarse a la forma particular de tu pie. Busca calzado que se ajuste cerca de los dedos y por el antepié para que el ajuste sea más preciso.

Nivelando tu comodidad

El sistema mecánico de cierre que se encuentra en la mayoría de los zapatos para ciclismo resulta excelente para evitar el dolor durante el ejercicio. El sistema de cierre en estos zapatos es fácil de ajustar, lo que permite que los ciclistas experimentados puedan aflojar o apretar el calzado durante el ejercicio con un poco de práctica. Esto permite que ajustes a placer el calzado mientras te ejercitas, lo que te mantiene cómodo en distancias más largas en las cuales los pies pueden necesitar un descanso de vez en cuando.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por ricardo frot