Me duelen los pezones por la dentición de mi bebé

La mayoría de los bebés comienzan con el proceso de dentición entre los tres y los seis meses de edad, con los primeros dos dientes saliendo antes del séptimo mes. No es raro que algunos bebés comiencen con el proceso más tarde, al año de edad o un poco más grandes. Para las madres que amamantan, el proceso de dentición puede ser un momento difícil. La incomodidad asociada con amamantar al bebé durante sus primeros días de vida parece reaparecer. El dolor de pezones asociado con el proceso de dentición del bebé puede ser el resultado de varios factores. Si el dolor continúa o no mejora, contacta a un especialista en lactancia para que te evalúe.

Juguetes para la dentición

Cuando un bebé comienza con el proceso de dentición, por naturaleza mastica cosas para aliviar la molestia de sus encías. Desafortunadamente, el pezón se convierte en objeto de dentición para muchos bebés que pueden morderlo al principio o al final de la sección de lactancia. Para ayudar a remediar esta situación, dale a tu bebé un aro frío para dentición o un trozo de tela congelado para morder. Aunque un bebé en proceso de dentición es muy pequeño, decirle que "no muerda" durante la lactancia, puede ayudar a que entienda el punto.

Saliva

De acuerdo con Kelly Bonyata, IBCLC, de Kellymom.com, cuando los bebés comienzan con el proceso de dentición, las enzimas que contiene la gran cantidad de saliva pueden irritar los pezones. Para ayudar a aliviar esta situación, moja el pezón con agua limpia y tibia luego de cada sesión de lactancia y deja que se seque con el aire. Masajear el pezón con algunas gotas de leche materna también puede servir como protector y ayuda a sanar la piel irritada.

Tratamientos

Si tus pezones están irritados porque a tu bebé le están creciendo los dientes, ayuda a apurar el proceso de curación aplicando compresas de agua tibia varias veces al día. Aplicar una pomada de lanolina pura en el pezón también puede ayudar en la curación si la piel está quebrada o irritada y no necesita enjuagarse antes de amamantar a tu bebé. Es importante enseñarle a tu bebé a no morder o apretar de manera que te cause dolor e irritación. Si el bebé comienza a morder, termina la sesión de lactancia y siéntalo. Esto debe verse más como una acción de causa y efecto que como un castigo.

Busca ayuda

Si tu dolor de pezones continúa a pesar de todos los intentos para aliviar la situación con tu bebé en proceso de dentición, es probable que sea momento de buscar ayuda de un especialista en lactancia. Muchos consultorios de doctores y en los hospitales tienen especialistas en lactancia en sus equipos. También puedes obtener ayuda gratuita con el líder de La Leche League de tu zona. Hay otras razones por las que los pezones pueden doler, como burbujas de leche o pezones quebrados, que pueden requerir de alguna intervención. Aunque dar de mamar a un bebé en proceso de dentición puede ser un desafío, es posible mantener una relación de lactancia durante este proceso.

Más galerías de fotos



Escrito por amber canaan | Traducido por marina boninni