¿Por qué me duelen mis orejas perforadas?

El dolor, la irritación y la incomodidad son posibles síntomas de unas orejas recién perforadas que están sanando. Independientemente de la razón por la cual te duelen, un perforador profesional puede ayudar a diagnosticar la causa o las razones del dolor. Aunque puedes asumir inmediatamente que una infección en tu oreja es la causa de la incomodidad, es raro que se infecte si has seguido la guía de cuidados para tus perforaciones.

Hinchazón

La hinchazón acompaña una perforación que está sanando, ya sea que la perforación esté en el cartílago o en el lóbulo. Una perforación en la oreja es esencialmente una herida por punción. Cuando la piel es punzada durante el procedimiento, la piel de alrededor reacciona al trauma hinchándose. En las perforaciones curadas, la hinchazón puede darse cuando la perforación experimenta un trauma, como un desgarre al jalarse con la ropa o el cepillo mientras te peinas. Los perforadores profesionales recomiendan tomar medicinas antiinflamatorias para reducir la hinchazón y el dolor en las orejas perforadas por primera vez y las perforaciones lastimadas que ya están curadas.

Irritación

La irritación en una perforación de primera vez es normal durante el periodo de sanación. En las perforaciones de los lóbulos, la irritación está presente durante las primeras seis u ocho semanas de sanación. Las perforaciones en el cartílago tienen un periodo de sanación más prolongado, dura de seis meses a un año, y puedes experimentar irritación durante todo ese tiempo. De acuerdo con InfiniteBody.com, un fluido amarillo o blanco que sale de tu perforación puede manchar tus joyas mientras tu perforación está sanando. Una vez que los fluidos están secos, forman una pequeña costra dura en tus aretes. Si giras tu joyería mientras las costras están presentes, puedes romper o desgarrar la parte de adentro de la perforación, ya que la costra puede introducirse. No sólo experimentarás el dolor inicial cuando gires una costra y la introduzcas al interior de la perforación, sino que el dolor se quedará por varios días. Debido al dolor y al riesgo de lastimar tu perforación, los perforadores profesionales aconsejan no girar la joyería antes de limpiar las costras y recomiendan quitar las costras de la joyería a diario.

Infección

La infección de tus perforaciones es una posibilidad si tus orejas te duelen durante el proceso de curación. La infección ocurre debido a enfermedades o agujas infectadas con bacterias. Si introduces una bacteria a tu perforación debido a un mal cuidado o por tocarla con las manos sucias, también puede ser la causa del dolor. Una infección en la perforación de la oreja es muy diferente de la irritación normal durante el proceso de curación. FamilyDoctor.org dice que la fiebre, los escalofríos y las náuseas pueden acompañar una descarga gris o verde de tus orejas perforadas con un olor desagradable. Acompañada con dolor agudo e hinchazón, los síntomas de una infección en tu perforación pueden incluir vetas rojas que salen del agujero de la perforación. Inmediatamente consulta a tu perforador si sospechas que tienes una infección y él te dirigirá a tu médico si fuera necesario.

Tamaño de la joyería

El tamaño de la joyería puede contribuir al dolor o irritación en tu perforación. De acuerdo con SafePiercing.org, los perforadores profesionales deben considerar el grueso de tu oreja y calcular el espacio necesario para la hinchazón y los fluidos que exudan durante el periodo de sanación de tu perforación antes de insertar la joyería. Si la joyería es muy pequeña, puedes sentir pinchazos o una sensación tirante en y alrededor de tu perforación. Ya que la joyería apretada puede llevar a una infección, debido a que atrapa los fluidos en tu oreja, sé precavido de los perforadores que sólo ofrecen un tipo de joyería.

Material de la joyería

El metal del que está hecha tu joyería puede causar dolor si tienes una reacción alérgica o sensibilidad. El acero inoxidable para implantes, el titanio y el niobio son los materiales mas seguros para la joyería, dice la Association of Professional Piercers. El oro y el platino también son seguros si la calidad es de al menos 14 quilates. La joyería inadecuada, como un metal que es alto en níquel o metales plateados, puede irritar tus perforaciones, causando sarpullido y hacer que el agujero de la perforación se haga más grande.

Más galerías de fotos



Escrito por maude coffey | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez