¿Duele perforarse la nariz?

Perforar tu nariz es una gran decisión. Las perforaciones faciales no se ocultan fácilmente y tardan más en sanar que las perforaciones del oído. Si bien puede haber algo de dolor, esto depende de una variedad de factores. Puedes minimizar el riesgo de sufrir dolor seleccionando a un perforador con licencia, la pieza de joyería adecuada, y tomando todos los cuidados posteriores necesarios.

El perforador adecuado


Perforar tu nariz es una gran decisión.

Elige un perforador profesional que esté capacitado para brindarte la experiencia menos dolorosa. La obtención de licencias varía según el área, pero consulta con la Association of Professional Piercers para ver su lista de miembros. Visita un salón limpio y bien iluminado que utilice equipos desinfectados o desechables. Si el equipo está esterilizado o desechable, deberás ver que el perforador los retira de una bolsa de plástico sellada. Quien te practique la perforación debe lavarse siempre las manos y colocarse los guantes antes de hacerlo.

La pieza de joyería adecuada


Para evitar molestias en el área, el diámetro del anillo no debe ser demasiado grande.

La joyería de plata a menudo contiene níquel y puede causar reacciones alérgicas dolorosas. En cambio, te conviene elegir piezas de acero inoxidable, titanio, o de oro de 14 o 18 quilates. La pieza debe tener preferentemente forma de anillo, en lugar de perno, para permitir el movimiento suficiente para la limpieza. Para evitar molestias en el área, el diámetro del anillo no debe ser demasiado grande.

El proceso


Aunque las pistolas de penetración se utilizan para el oído, las perforaciones de la nariz se deben hacer con una aguja.

Aunque las pistolas de penetración se utilizan para el oído, las perforaciones de la nariz se deben hacer con una aguja; es un proceso no tan rápido y que puede causar dolor. Una aguja hueca es insertada cuidadosamente en la nariz, seguida por la colocación del anillo. La parte blanda de la nariz podría inflamarse, presentar pus y sangrar, y los fluidos podrían crear costras.

Cuidado posterior


Para evitar el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor debido a la infección, limpia la perforación de la nariz.

Para evitar el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor debido a la infección, limpia la perforación de la nariz según las indicaciones de un perforador con licencia: por lo general una o dos veces al día durante al menos ocho semanas, utilizando una solución salina o jabón antibacterial. Lávate las manos antes de tocar el área. Puedes reducir el riesgo de lesiones evitando practicar deportes, natación, evitando someterte a camas de bronceado y prestando especial atención al ponerte o quitarte la ropa. Evita el uso de productos de belleza sobre o alrededor del área perforada.

Más galerías de fotos



Escrito por pam goldberg smith | Traducido por guido grimann