¿Por qué me duele el pecho después del entrenamiento?

El dolor muscular en el pecho cuando se ejercita es bastante común, pero si persiste después de que realizas tu entrenamiento, puede ser motivo de preocupación. La mayoría de las personas que experimentan dolor después de hacer ejercicio por lo general son principiantes que se han exigido demasiado o atletas más experimentados que han trabajado músculos que no utilizan normalmente, de acuerdo con el American Council on Exercise. Si el dolor en el pecho no desaparece en 72 horas, o si se acompaña de otros síntomas, como palpitaciones del corazón o una sensación de opresión, llama a un médico inmediatamente.

Causas

El dolor en el pecho causado por la ejercitación solía ser atribuido en gran parte a la acumulación de ácido láctico, que es un producto de desecho creado por los músculos cuando se tensan. Esa noción en gran medida ha quedado atrás, de acuerdo con Health Center at Columbia University, ya que se ha encontrado que el ácido láctico ya se ha ido cuando se termina el ejercicio. Hay varias teorías en cuanto a lo que podría causar el dolor, la más predominante es que los músculos del pecho reciben micro rasgaduras cuando se hace ejercicio. El estiramiento excesivo y los espasmos musculares son otras posibilidades. Una vez que se recupera el músculo o los tejidos después de unos pocos días, el dolor desaparece.

DOMS

Por lo general, el dolor muscular en el pecho desaparece justo después de que termine una sesión de ejercicios, pero hay un fenómeno común que puede causar una reacción retardada. El dolor muscular de aparición retardada, o el DOMS, no suele aparecer hasta 24 a 48 horas después de hacer ejercicio y desaparece después de 72 horas. Los síntomas de DOMS incluyen dolor muscular y sensibilidad, pérdida de fuerza muscular y, a veces, hinchazón y rigidez. La diferencia entre el DOMS y una tensión o lesión grave es que se puede seguir trabajando con el dolor DOMS sin causar lesión en el músculo del pecho. Aunque no está claro qué lo causa, los investigadores Johndavid Maes y Len Kravitz, de University of New Mexico encontraron que el movimiento excéntrico que se realiza al bajar las pesas, es el acto que contribuye al DOMS. El ejercicio concéntrico, el movimiento de elevación, no parece ser un factor.

Prevención

Estirar los músculos del pecho antes y después de un entrenamiento puede ayudar a prevenir el dolor muscular en el pecho en algunos casos, incluyendo el DOMS. Evitar el levantamiento de pesas que sean demasiado pesadas y mantener los movimientos de elevación suaves y limpios también puede ayudar a evitar el trauma a los músculos. Puedes estirar los músculos del pecho colocando el brazo contra una pared y empujándolo suavemente lejos del pecho. Beber mucha agua antes, durante y después de hacer ejercicio puede ayudar a evitar la deshidratación, lo que puede contribuir a los dolores musculares.

Tratamiento

El acetaminofén o el ibuprofeno pueden ayudar a tratar el dolor en el pecho causado por el DOMS. Masajear el pecho o usar crema para aliviar el dolor puede ayudar a calmar los músculos, como también sumergirse en una tina caliente. Descansar los músculos del tórax durante varios días te ayudará a acelerar el proceso de curación al darles tiempo suficiente para descansar y ser reparados.

Consideraciones

Si hay inflamación, o si el dolor persiste durante más de 72 horas, o el dolor es severo, una lesión de los músculos del pecho puede ser la causa. Llama a un médico si se presentan estos síntomas. Seguir el protocolo RICE (reposo, hielo, compresión y elevación) puede ayudar a aliviar los síntomas en el ínterin. Descansa los músculos del pecho, aplica hielo, comprímelos con un vendaje de tela o toalla y mantén el pecho elevado. Aunque el RICE es más difícil de hacer con el pecho que los apéndices, puede ayudar. Aunque el dolor suele ser un problema muscular, un problema de fondo con el corazón, los pulmones o la cavidad del pecho pueden ser la causa. Si el dolor aparece con dificultad para respirar, palpitaciones, ritmo cardíaco acelerado o dolor en el centro del pecho, llama a un médico inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por natalia pérez