¿Por qué duele el cuello al hacer abdominales?

Las abdominales (crunches) son un ejercicio fundamental para trabajar los músculos abdominales. Sin embargo, si las haces incorrectamente, puedes experimentar dolor y malestar en el cuello. Esto es mayormente debido a jalar el cuello hacia adelante. Si te concentras en el uso de los músculos abdominales para llevar el torso hacia arriba y usas la forma adecuada, puedes reducir la presión sobre los músculos del cuello.

Causa

Si usas tu cuello o los músculos superiores de la espalda para iniciar el movimiento de contracción, puedes experimentar dolor en el cuello. Los principiantes tienden a tirar de su cuello hacia adelante, porque sienten que llegan más arriba y no han aprendido a dirigir sus músculos abdominales. Los levantadores avanzados tienden a tirar de su cuello hacia adelante cuando sus músculos abdominales se fatigan después de un entrenamiento intenso. Tirar el cuello hacia adelante puede resultar en músculos tensos de la espalda y la parte superior del cuello, que causan dolor e incomodidad.

Importancia

La forma inadecuada de hacer abdominales no sólo provoca molestias en el cuello, sino que también disminuye la eficacia del ejercicio. Si sientes dolor en el cuello, mientras las haces, es probable que estés utilizando tu cuello y músculos superiores de la espalda para llevar el torso hacia adelante. Esto reduce el trabajo de los músculos abdominales, que es el grupo muscular objetivo. Descansar tu cuello y centrándote en el uso de los músculos abdominales para llevar el torso, reduce las molestias en el cuello y aumenta el trabajo que hacen los músculos abdominales.

Forma adecuada

Para realizar una abdominal correctamente, relaja el cuello y mantén la columna cervical, o las vértebras en el cuello, en línea con la columna torácica o la vértebra en tu espalda superior. Cuando tiras de tu cuello hacia adelante, estás creando una curva en la columna cervical. Puede ser útil ahuecar tus manos detrás de tu cuello para actuar como soporte. No juntes las manos detrás de la cabeza ya que esto aumenta la probabilidad de que tires de la cabeza hacia adelante. También puedes utilizar una toalla para crear una almohada y apoyar la cabeza en ella. Concéntrate en iniciar el movimiento desde tu abdomen. Aprieta tus músculos abdominales antes de comenzar el movimiento de contracción.

Otras opciones

Si no puedes relajar el cuello y la parte superior de la espalda, puedes hacer estilos alternativos de abdominales. Una abdominal sentado no pone tensión en tu cuello o espalda, ya que no levantas el torso del suelo. Te levantas hacia adelante contra la resistencia de una posición sentada. Las abdominales inversas te permiten mantener tu torso en el suelo y llevar tus caderas hacia las costillas. Las abdominales colgantes también no ponen ningún tipo de estrés en el cuello, pero son un ejercicio abdominal más difícil.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por mariana perez