¿Por qué me duele la cabeza cuando tengo hambre?

Una apretada agenda que interfiere con tus patrones de alimentación habituales puede dejarte tenso, con hambre y con dolor. Podría ser tu cabeza y no tu estómago el que te diga que se te ha pasado el tiempo para comer. Una de las respuestas de tu cuerpo para el hambre, son los dolores de cabeza que son una señal de hábitos alimenticios poco saludables. Puedes reducir el riesgo de dolores de cabeza inducidos por el hambre, planificando una dieta equilibrada y aperitivos con anticipación.

Causas

Las posibles causas de los dolores de cabeza por hambre incluyen tensión muscular y baja azúcar en la sangre. El hambre puede hacer que los músculos se contraigan, provocando un dolor de cabeza tensional. Saltarse las comidas, dormir más tarde de lo habitual o retrasar las comidas o meriendas, puede dar lugar a una caída en tus niveles de azúcar en la sangre. Cuando disminuye el azúcar en la sangre, tu cuerpo libera hormonas para contrarrestar los niveles de glucosa bajos, que pueden desencadenar un dolor de cabeza. Tomar medicamentos para dolores de cabeza frecuentes provocados por el hambre, potencialmente conduce a dolores de rebote o recurrentes.

Identificación

Las cefaleas tensionales tienen varias causas posibles, como el hambre. Los síntomas de una cefalea tensional inducida por el hambre, incluye el dolor o la presión en ambos lados de la cabeza, presión en la frente, dolor que se origina en la parte posterior de la cabeza, dolor en las sienes y el cuello, y los hombros, la cara o el cuello tensos. Los dolores de cabeza provocados por el bajo nivel de azúcar suelen ir acompañados de otros síntomas asociados, tales como sudoración, debilidad, fatiga, confusión, mareos y temblores.

Prevensión

Puedes reducir el riesgo de sufrir dolores de cabeza relacionados con el hambre comiendo a horas regulares. Evita saltarte las comidas y come una dieta balanceada que consista en una variedad de frutas y verduras, proteínas magras y granos enteros. Mantente hidratado y limita la adición de azúcar en las bebidas y alimentos. Si los dolores de cabeza asociados con el hambre son frecuentes, considera comer varias comidas pequeñas al día, en lugar de tres comidas grandes, o planea un bocadillo saludable de 100 a 200 calorías entre las comidas.

Consideraciones

Los frecuentes dolores de cabeza podrían ser una señal de un problema más grave para la salud. Consulta con tu médico inmediatamente, si empeora tu dolor de cabeza después de tomar medicamentos para el dolor, el dolor es lo suficientemente grave como para despertarte, se inicia después de una lesión en la cabeza o se acompaña de una erupción, fiebre, adormecimiento, visión borrosa o doble, rigidez en el cuello o la alteración del habla. También debes hacer una cita con el médico si tienes dolores de cabeza constantemente dos o más veces a la semana, experimentas cambios en tus patrones de dolor de cabeza, toma medicina para el dolor de dos o más veces a la semana o los dolores de cabeza se van haciendo progresivamente más graves.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por verónica sánchez fang