Drogas que debes evitar si tomas Lexapro

Lexapro es el nombre comercial de un medicamento con prescripción desarrollado, fabricado y comercializado por Forest Laboratories. Está indicado para el tratamiento del trastorno depresivo mayor en adultos y adolescentes y del trastorno de ansiedad generalizada en adultos. La sustancia genérica se llama oxalato de escitalopram. La FDA aprobó Lexapro en 2002. Lexapro inhibe la recaptación de la serotonina, un mensajero químico en el cerebro, en las células nerviosas. Las deficiencias de serotonina se asocian con trastornos de salud mental.

Trastornos de salud mental

Según National Institutes of Mental Health, el trastorno depresivo mayor afecta a 15 millones de adultos y el trastorno de ansiedad generalizada afecta a 7 millones de adultos en los Estados Unidos cada año. El trastorno depresivo mayor se caracteriza por sentimientos excesivos de tristeza y falta de valor. El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por miedo y preocupación excesivo.

Dosis

Lexapro se suministra en comprimidos de 5, 10 y 20 mg y en solución oral de sabor a menta de 5 mg / 5 ml. La dosis recomendada de Lexapro para la depresión es de 10 mg. La misma dosis es la recomendada para el trastorno de ansiedad generalizada. Los aumentos de dosis deben ocurrir después de una semana para permitir que el paciente establezca la tolerabilidad de la droga. Se recomienda una reducción gradual de la dosis antes de la interrupción del tratamiento para evitar efectos adversos como mareos o disforia.

Interacciones medicamentosas

De acuerdo con la etiqueta del producto, varios tipos de drogas pueden interferir con Lexapro o provocar reacciones adversas graves. Los fármacos que afectan la serotonina, como los triptanes, litio, tramadol y otros antidepresivos, deben ser utilizados con precaución. Los medicamentos que afectan el sistema nervioso central también se deben usar con precaución. No se recomienda tomar alcohol porque puede exacerbar algunos de los efectos secundarios de Lexapro, tales como náuseas, diarrea, insomnio y sequedad en la boca. Los inhibidores de la monoamino oxidasa pueden causar delirio, coma e incluso la muerte. Los medicamentos que se toman para el dolor, como los medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, aspirina, naprosen y el ibuprofeno, pueden aumentar el sangrado interno. Sumatriptan y Lexapro pueden causar debilidad, falta de coordinación muscular y reflejos hiperactivos. Los medicamentos que causan somnolencia, tales como las drogas para tratar el resfrío o alergia o los relajantes musculares, pueden exacerbar la somnolencia que causa Lexapro, lo que es peligroso para conducir o manejar maquinaria.

Interacciones con suplementos nutricionales

Los suplementos nutricionales que contienen L-triptófano y la hierba de San Juan no se deben utilizar con Lexapro debido a que estas sustancias pueden agravar los efectos de Lexapro. El L-triptófano es un aminoácido precursor de la serotonina en el cerebro. La hierba de San Juan es una hierba que aumenta la actividad de la serotonina en el cerebro.

Consideraciones

Según la FDA, los bebés nacidos de madres que toman Lexapro después de la semana 20 de embarazo tienen seis veces más probabilidades de tener hipertensión pulmonar persistente que los bebés nacidos de madres que no tomaron Lexapro. La hipertensión pulmonar neonatal es un trastorno que afecta la capacidad del recién nacido para respirar fuera del útero. La enfermedad suele ser fatal.

Más galerías de fotos



Escrito por jeffrey traister | Traducido por sofía bottinelli