Drivers de golf de 43 pulgadas contra 45 pulgadas

Para ayudar a los golfistas a tirar la bola más lejos, los fabricantes de palos de golf han estirado los límites del diseño mediante el inflado del tamaño de la cabeza de los palos hasta lo que permiten las reglas y el estirando los ejes también. En la década de 1990, el driver promedio fue de alrededor de 43 pulgadas de largo. Hoy en día, el estándar está más cerca de 45 pulgadas. Si el extra de 2 pulgadas realmente ayuda a golpear la bola más larga es una cuestión de debate.

Ejes más largos, drives más largos

Muchos fabricantes han promovido la teoría de que los ejes más largos ayudarán a los golfistas a tirar más lejos. Dicen que el hecho de que la distancia es el resultado de la velocidad de la cabeza, que es al menos en parte un producto de lo lejos que se desplaza la cabeza del club. En el swing, la cabeza del palo se desplaza en un círculo. Un círculo más amplio, o arco de giro, produce una mayor velocidad de la cabeza y tiros largos. Un aumento de 5 millas por hora en la velocidad principal del palo puede producir un extra de 10 o 12 yardas desde el tee, suficiente para darte un tiro menos en el green y una buena oportunidad de superar a tus compañeros.

Ejes más largos, cabezas del club más livianas

Los fabricantes de palos de hoy pueden utilizar ejes más largos en los drivers debido que a las modernas cabezas de los palos no son sólo más grandes, sino también más ligeras. Hace una década o dos, si balanceabas un driver de 45 pulgadas, probablemente sentirías como si estuvieras balanceando un peso pesado en el extremo de un eje. Esto se debe a que los ejes más largos aumentan el peso del swing de un palo, que es la cantidad de peso que se siente al final del palo. La misma cabeza del palo en un eje de 43 pulgadas se sentirá más ligera en un eje de 45 pulgadas. Las cabezas de los palos más ligeros, y ejes de grafito más livianos, te permiten utilizar un palo más largo.

Ejes más largos, cabezas del palo flexibles

Es posible que quieras un eje de 45 pulgadas si sientes que está recibiendo cada pedacito de la velocidad de la cabeza de su swing, pero todavía necesitas más distancia. Mientras que puedes preocuparte de que un palo ya podría crear algunos problemas de control, los 460 centímetros cúbicos de la cabeza del palo en la mayoría de los drivers modernos están diseñados para perdonar tus errores. La distribución del peso en las grandes cabezas crea un área más amplia que golpear, o "punto dulce", en la cara. La cabeza del palo se resistirá a torcerse fuera de línea si haces el contacto hacia el talón o la punta del palo.

Más largo no siempre es mejor

No todos los expertos está de acuerdo en que los ejes más largas son mejores. Los fabricantes de palos por encargo en Henry-Griffitts y Tom Wishom Golf Technology argumentan que los drivers más largos son más difíciles de controlar que los modelos tradicionales de 43 pulgadas. Un eje de 45 pulgadas puede reducir el margen de error, particularmente si tienes un swing rápido. Andrew Rice, un profesional de la enseñanza en Carolina del Sur puso a prueba la misma cabeza del palo con un eje de 43 pulgadas y un eje de 45 pulgadas. Descubrió que en realidad golpeó la bola más lejos con el eje más corto. Rice cree que su ángulo de lanzamiento y la velocidad de giro de la bola de golf fueron mejores con un eje de 43 pulgadas.

Más galerías de fotos



Escrito por david raudenbush | Traducido por andrés marino ruiz