Drenaje linfático y ejercicio

Considera la importancia de un sistema linfático sano, a menudo referido como el segundo sistema circulatorio del cuerpo. La filtración de toxinas, células muertas, virus y otros desechos del cuerpo es la función principal del sistema linfático, que incluye múltiples vasos, nodos, las amígdalas, el bazo y la glándula timo. Los terapeutas calificados pueden ayudar al sistema linfático a través de una técnica de masaje suave conocida como terapia de drenaje linfático. También se han mostrado ciertas formas de ejercicio para ayudar a reactivar un sistema linfático lento después de cirugía o enfermedad, así como proporcionar apoyo continuo a un sistema linfático sano.

Terapia de drenaje linfático

Dale a tu cuerpo un estímulo del sistema inmune con una sesión de terapia de drenaje linfático o LDT (por sus siglas en inglés). Busca un terapeuta calificado en el campo de la medicina complementaria y alternativa. Puedes esperar un masaje no invasivo, gentil y muy suave con sólo la más ligera presión de la yema del dedo a lo largo de las vías del vaso linfático situado justo debajo de la piel en la parte superior del cuello hasta los pies. A menudo, tratar solamente la zona del cuello proporcionará beneficios significativos.

Beneficios

Reduce la grasa no deseada mediante el aumento de la función del sistema linfático, ya que la eliminación de la grasa a través del fluido linfático es uno de sus trabajos. Además, según el Dr. Bruno Chickly MD en su libro "Silent Waves, Theory and Practice of Lymph Drainage Therapy" cuando los fluidos linfáticos estancados son estimulados a través de LDT suave, el cuerpo va a generar nuevos linfocitos para reforzar la respuesta inmune. También puedes ser capaz de obtener alivio de inflamación crónica o inflamación asociada a ciertas intervenciones quirúrgicas, como la cirugía plástica.

Ejercicio para el sistema linfático

El fluido linfático fluye en una dirección, con la ayuda de válvulas, contracciones musculares y presión gravitacional. No tiene un mecanismo de bombeo. Por lo tanto, el ejercicio puede ayudar al sistema linfático durante períodos lentos. Una forma ideal de ejercicio comprende rebotar sólo los talones hacia arriba y hacia abajo, al estar de pie en un mini trampolín o rebotador. Haz esto dos a cuatro veces al día durante tres a seis minutos a la vez para obtener mejores resultados. Los que sufren de bloqueos en la linfa que resulta en la inflamación de un brazo o una pierna, conocido como linfedema, pueden reducir la inflamación con ejercicio ligero. Consulta a tu médico o un fisioterapeuta cualificado para ejercicios específicos para el linfedema.

Precauciones

Mientras recomienda el ejercicio para estimular los sistemas linfático para aquellos con linfedema, The Cancer Center aconseja un aumento gradual de actividad y el cuidado de no fatigar los músculos de la zona afectada. Las técnicas de terapia linfática pueden aumentar el estrés para las personas con angina de pecho aguda y otros problemas cardiacos. Si tienes graves problemas circulatorios como trombosis, debes evitar la terapia de drenaje linfático.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle wright | Traducido por mariana perez