Dosis de vitamina K2

La vitamina K2 es el miembro más biológicamente activo de la familia de la vitamina K. Aunque las K1 y K3 son estructuralmente similares no son muy útiles en el interior del cuerpo. El hígado usa la vitamina K1 que ingiere con la comida para hacer su propia K2. La vitamina K2 regula muchas funciones importantes del cuerpo, tales como la coagulación de la sangre y el metabolismo óseo.

Dosis para adultos

Necesitas sólo pequeñas cantidades de vitamina K2, que son fácilmente incorporables si sigues una dieta saludable. No existen recomendaciones dietéticas específicas para la vitamina K2, pero las recomendaciones para la ingesta diaria de K1 sirve de referencia, ya que el cuerpo transforma la K1 en K2. Los expertos del Linus Pauling Institute recomiendan 120 mcg por día para los hombres adultos y 90 mcg por día para las mujeres. Las bacterias beneficiosas para el intestino liberan pequeñas cantidades de vitamina K2, pero no está claro cuán bien son absorbidas o usadas. La fuente dietética más rica de K2 es el plato japonés Natto. Una porción de 3,5 onzas proporciona 1000 mcg de vitamina K2, que es más que suficiente para un adulto sano. Otras fuentes de K2 incluyen el chucrut, las yemas de huevo, la leche entera, la mantequilla y la grasa de ganso, pollo o la carne de res. La vitamina K1 es de origen vegetal y es abundante en los vegetales verde oscuro.

Consideraciones de la dosis

Ciertos grupos se encuentran en alto riesgo de deficiencia de vitamina K2. Los fármacos anticoagulantes, como la warfarina, actúan como antagonistas de la vitamina K2 y le impiden cumplir su función biológica. Si estás tomando estos medicamentos, es posible que necesites aumentar tu dosis de vitamina K2 para compensar la pérdida. Como es una molécula soluble en grasa, la vitamina K requiere cantidades suficientes de grasa que provenga del alimento en el intestino para ser absorbida. Una dieta libre de grasas puede resulta en la reducción o anular la absorción de la vitamina K. Se puede mejorar la absorción de la vitamina K2 mediante el agregado de una pequeña cantidad de grasas saludables a tu dieta.

Dosis para niños

Los bebés recién nacidos necesitan la vitamina K, ya que esta no puede atravesar bien la barrera de la placenta y la leche materna contiene sólo pequeñas cantidades de la misma. Esto afecta no solo a los bebés alimentados con fórmulas. Una deficiencia de la vitamina K puede causar sangrado en el recién nacido, la American Academy of Pediatrics y grupos similares recomiendas que todos los recién nacidos reciban una inyección de vitamina K. Los bebés en amamantamiento son propensos a ingerir entre 2 y 2,5 mcg de vitamina K por día durante el primer año. Después del primer año de vida, la ingesta recomendada de vitamina K pasa a 30 mcg por día y continúa en aumento a lo largo de la infancia hasta alcanzar la dosis de adulto para el momento en que el niño tiene 19 años.

Beneficios para la salud

La vitamina K2 juega un papel importante en la coagulación de la sangre. Actúa como un activador de varias proteínas que activan la formación de un coágulo. Las personas con deficiencia de vitamina K2 muestran signos de deterioro de la coagulación de la sangre, tales como encías sangrantes, períodos menstruales abundantes y hemorragias nasales frecuentes. La vitamina K2 también activa dos de las proteínas que transfieren calcio a los huesos. En 2010, científicos de la Mayo Clinic presentaron evidencia de que la vitamina K2 protege contra el linfoma de Hodgkin, que es el cáncer relacionado con la sangre más común en los Estados Unidos. De hecho, la vitamina K2 demuestra tener propiedades anticancerígenas significativas en más tipos de cáncer, tales como el de hígado, de estómago y los tumores malignos de pulmón.

Más galerías de fotos



Escrito por francisco javier almeida ponce | Traducido por sebastian castro