Dosis recomendada de probióticos

En general, las bacterias beneficiosas y las bacterias patógenas - las no saludables - coexisten pacíficamente en tu sistema digestivo. Las bacterias beneficiosas controlan a las patógenas, lo que conlleva a un buen funcionamiento del tracto digestivo. El equilibrio ideal es de 80/20, constituyendo las bacterias beneficiosas la mayoría. Sin embargo, diversos factores pueden afectar este equilibrio, incluyendo estrés, malas dietas y medicamentos antibióticos. Los suplementos probióticos para restaurar la relación y mejorar la salud se están volviendo cada vez más populares.

Cepas

Los lactobacilli y bifidobacteria han demostrado que poseen la capacidad de sobrevivir el viaje a los intestinos, en donde pueden destruir el exceso de bacterias patógenas. Dentro de las cepas de lactobacilli y bifidobacteria se encuentran diversas especies. Cuando compras un probiótico, debes leer la etiqueta para determinar si los microorganismos están vivos o congelados-secos. Deben encontrarse de alguna de estas dos formas para que produzcan algún efecto positivo. Si están vivos, la etiqueta debe proporcionar instrucciones para conservarlos de ese modo, posiblemente refrigerándolos.

Dosis

Diversas marcas de probióticos pueden contener desde 10 mil millones de unidades formadoras de colonias o UFC. Para que el tracto digestivo se mantenga saludable, se recomienda un probiótico con uno a dos millones de UFC. Sin embargo, si tomas antibióticos, o si tienes síntomas de desequilibrios bacterianos, tales com diarrea, puedes tomar un probiótico que contenga hasta 10 mil millones de UFC hasta que el problema se resuelva. Las marcas de probióticos difieren respecto a cuántas UFC poseen. No debes tomar cinco cápsulas de probióticos que contengan dos mil millones de UFC porque esto puede no brindar el equilibrio apropiado entre cepas. Si tienes un problema y necesitas más UFC, siempre debes comprar una marca que contenga esa cantidad en una sola cápsula.

Frecuencia

Para mantener el equilibrio de microorganismos, toma un probiótico que contenga uno o dos millones de UFC por día o día por medio. Para corregir el problema, se pueden tomar probióticos con 10 millones de UFC todos los días hasta dos semanas.

Sobredosis

Es posible sufrir de una sobredosis de probióticos si el tracto digestivo se encuentra saludable y funciona como debería cuando comienzas a tomarlos. Es posible sufrir una reacción por tomar un probiótico que contenga más UFC de los necesarios para tu sistema. Los efectos secundarios más frecuentes incluyen gas o una sensación de inflación. También puedes sentir molestias o dolor abdominal. En caso de que esto ocurra, deja de tomarlos y luego comienza a incorporarlos nuevamente a tu sistema en dosis más pequeñas y alcanza el punto en donde comenzaron a presentar problemas. De este modo, descubrirás cuál es tu límite.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por florencia prieto