Dosis de raíz de valeriana para dormir mejor

La dificultad para dormirse o para permanecer dormido durante la noche es un problema que puede afectar gravemente tu habilidad para funcionar con normalidad durante el día. Si tienes problemas para dormir con frecuencia, habla con tu médico para saber si puedes usar una hierba natural llamada raíz de valeriana. Tu médico puede recomendarte la dosis apropiada de raíz de valeriana en función de tus necesidades.

Cuánto tomar

Las personas que sufren de insomnio pueden tomar entre 400 y 900 mg de extracto de raíz de valeriana al día. Típicamente, no debes usar la raíz de valeriana por más de 28 días consecutivos, a menos que tu médico te indique lo contrario.

Cuándo tomarla

El mejor momento para tomar tu dosis diaria de valeriana es 30 minutos a dos horas antes de acostarte. Luego de tomar tu tratamiento de hierbas, te pondrás somnoliento de forma gradual. Por este motivo, no tomes la valeriana a menos que quieras quedarte dormido poco después.

Otras medicaciones que no debes tomar

Mientras tomas raíz de valeriana, hay medicaciones que no debes utilizar. Evita usar alprazolam u otros medicamentos sedativos junto con la raíz de valeriana, porque esta combinación puede causarte una somnolencia profunda. Además, no tomes raíz de valeriana junto con alcohol, ya que las bebidas alcohólicas pueden aumentar los efectos sedantes de la raíz de valeriana.

Potenciales efectos adversos

Los tratamientos de corto plazo con valeriana son en general seguros, pero en algunas personas se pueden producir ciertos efectos leves. Puede que te sientes inusualmente excitado o ansioso y que tengas dolores de cabeza. Tomar dosis más altas de raíz de valeriana puede causarte fatiga durante el día, lo cual puede hacer que mantener la atención sea difícil, como así también permanecer alerta y atento al participar de las actividades diarias normales. Si estos efectos adversos te molestan o persisten, habla con tu médico, el cual podrá guiarte e indicarte qué hacer.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por mike tazenda