¿Cuál es la dosis máxima de hierro?

La mayor parte del hierro en tu cuerpo se concentra en los glóbulos rojos. El hierro es el principal responsable de llevar el oxígeno a diferentes células del cuerpo y también tiene un papel en la producción de trifosfato de adenosina o ATP. En algunos casos, es posible que tengas que tomar suplementos de hierro para garantizar la ingestión suficiente para satisfacer las necesidades de tu cuerpo.

Dosis máxima para bebés y niños

Los bebés y niños de hasta 13 años de edad no deben tomar más de 40 mg por día, según la Office of Dietary Supplements. Este es el nivel máximo de consumo tolerable o la máxima dosis de suplementos de hierro que puede ser tomada sin sufrir los efectos secundarios de la ingesta excesiva. Sin embargo, el nivel máximo de consumo tolerable normalmente se aplica a los niños y adolescentes que no tienen deficiencia de hierro. Los niveles superiores tolerables de los bebés y niños con deficiencia de hierro están generalmente entre 4 a 6 mg por kilogramo de peso corporal, según MedlinePlus, un servicio de los National Institutes of Health.

Dosis máxima para adolescentes y adultos

Los pacientes mayores de 13 años no deben tomar más de 45 mg de suplementos de hierro al día, explica MedlinePlus. Este nivel de consumo tolerable también se aplica a las madres embarazadas y lactantes. Los adolescentes y adultos con deficiencia de hierro puede ser capaces de tolerar entre 150 a 300 mg de hierro al día. Este rango se debe tomar en tres dosis repartidas durante todo el día.

Precauciones e interacciones

El hierro puede disminuir la absorción adecuada de otros medicamentos, por lo que debes tomar suplementos de hierro dos horas antes o dos horas después de tomar otros medicamentos, según señala la University of Maryland Medical Center. Los medicamentos utilizados para reducir el colesterol y los utilizados para tratar problemas del estómago pueden afectar tu capacidad para absorber el hierro. Los medicamentos anticonceptivos pueden aumentar tus niveles de hierro y pueden afectar a la cantidad máxima de suplementos de hierro que puedes tomar.

Efectos secundarios de la ingesta excesiva de hierro

La ingesta superior al nivel máximo de consumo tolerable puede causar efectos secundarios, tales como: dolor muscular, dolor de espalda y dolor en los costados. Tus manos y pies pueden sentir entumecimiento u hormigueo como resultado de un exceso de hierro en el cuerpo. También puedes experimentar dificultades para respirar y sentir que te desmayas. Las náuseas y calambres en el estómago también pueden ser un signo de un exceso de hierro. Si empiezas a presentar estos síntomas, busca atención médica para evitar complicaciones posteriores.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph pritchard | Traducido por gloria soto