Dosis máxima diaria de vitamina D

La dosis máxima de vitamina D recomendada por día es un tema candente entre los médicos e investigadores, debido a que hay diferentes recomendaciones. La vitamina D es un nutriente que el cuerpo puede producir por sí mismo a través de su exposición a la luz solar, pero las medidas generales de protección contra el sol como la aplicación de protector solar y la limitación a su exposición han creado la necesidad de suplementos de vitamina D. Las preguntas entonces serían: ¿qué cantidad es la que realmente necesitas?, ¿cuánta vitamina D puedes tomar? y ¿qué factores pueden aumentar los riesgos de una dosis mayor?

Salud individual

Para las personas con un nivel de vitamina D en la sangre que fluctúe entre 30 nanogramos por mililitro (o ng/ml) y 80 ng/ml, los colaboradores de Food and Nutrition Board han elevado estos índices recomendados a partir de 2010 a 600 UI para niños y adultos de edades entre 1 a 70 y 800 UI para las personas mayores de 70. Sin embargo, el investigador Sreeram Ramagopalan cree que las personas deben recibir hasta 2.000 UI diarias para mantener niveles óptimos de vitamina D. Los colaboradores de Food and Nutrition Board han establecido un límite máximo de 4.000 UI al día y recomiendan no rebasar esa dosis. Si estás en el sol durante 20 minutos tres veces a la semana durante los meses de verano, vas a absorber suficiente vitamina D como para no requerir suplementos durante ese tiempo.

Exposición al sol

Mientras el sol proporciona la mejor dosis natural de vitamina D, muchas personas no se exponen lo suficiente y no afectan sus niveles de vitamina D. El reciente impulso al uso del protector solar para evitar los rayos directos del sol y prevenir el cáncer en la piel ha hecho que muchas personas no pasen tiempo en el exterior sin usar un protector solar que bloquea la capacidad del cuerpo para crear la vitamina D. Las personas de piel más oscura también están en riesgo de no recibir suficiente vitamina D por parte del sol debido a que los pigmentos limitan la capacidad del cuerpo para crear la vitamina D, requiriendo pasar hasta seis veces más de tiempo al sol para recibir suficiente vitamina D. Los que viven en los estados de latitud norte también están en riesgo debido a la falta de suficiente de luz solar durante la mayor parte del año. Estos factores deben tenerse en cuenta al determinar la dosis recomendada a cada uno, la cual debe ser según la dosificación que se ha planteado.

Obesidad

En Estados Unidos, la obesidad se ha convertido en un gran problema, y muchos sostienen que esto podría tener su causa por el aumento de la deficiencia de vitamina D. Debido a que la vitamina D es soluble en grasa, queda atrapada dentro de las reservas de grasa de los individuos obesos, y el cuerpo no es capaz de acceder a ella fácilmente cuando la necesita. Según un estudio acerca de la obesidad y la vitamina D, el Hadley Wood Healthcare ha publicado los resultados preliminares que muestran que los médicos deben buscar en el índice de masa corporal de un paciente, o en su IMC, para determinar la dosis recomendada de los suplementos de vitamina D, ya que puede necesitar aumentarla.

Deficiencia

Para alguien que tiene deficiencia de vitamina D o un nivel en sangre menor de 30 ng/ml, la dosis y el plan de tratamiento es muy diferente porque requiere de grandes cantidades de vitamina D. El tratamiento estándar es de 50.000 UI de vitamina D2 durante ocho semanas. En este punto, el nivel en la sangre de un paciente será examinado, y si todavía está por debajo de 30 ng/ml, se repetirá el tratamiento por ocho semanas más. Si entonces esta dentro de la gama óptima, el paciente recibirá 50.000 IU de vitamina D2 una vez cada dos a cuatro semanas. Algunos médicos tratan esto de manera diferente, dando una inyección de 600.000 UI una vez al mes hasta que el nivel de la sangre alcance el rango óptimo.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por xochitl gutierrez cervantes