Dormir mucho y la falta de nutrientes

De acuerdo con la National Sleep Foundation, no hay un número específico de horas que las personas deben dormir. Las cantidades varían de persona a persona y pueden cambiar en función de la edad, la salud e incluso circunstancias temporales. Por ejemplo, es posible que necesites dormir más después de un día muy activo o si estás particularmente estresado o enfermo.

Anemia

De acuerdo con el Ohio State Comprehensive Cancer Center, la anemia puede causar fatiga extrema, debilidad muscular, mareos y fatiga mental. Esto puede causar que duermas más tiempo, ya que tu cuerpo podría estar tratando de luchar contra la fatiga. Sin embargo, dormir demasiado cuando estás anémico, en realidad puede hacer que te sientas aún más cansado durante el día. Asegúrate de estar teniendo una noche ininterrumpida de sueño y de tomar una siesta de 20 minutos durante el día si es necesario. Habla con tu médico para saber si necesitas suplementos de hierro y ácido fólico para tratar la anemia.

Sueño interrumpido

Sólo porque pasas mucho tiempo en la cama, no significa que estés realmente descansando. Si sigues despertándote durante la noche, entonces tu cuerpo no estará descansado y tendrás que dormir más para compensar las muchas veces que te has despertado. Una de las causas puede ser el síndrome de las piernas inquietas, una condición que causa sensaciones desagradables en las piernas mientras descansas o permaneces sentado, lo que resulta en una urgencia por sacudir o mover las piernas. Se cree que la deficiencia de hierro es un factor de riesgo para el síndrome de las piernas inquietas.

Fatiga

Si estás durmiendo demasiado y todavía te sientes cansado durante el día, es posible que tengas una deficiencia de vitamina D. Una deficiencia grave de vitamina D puede causar fatiga, depresión y debilidad muscular, todo lo cual puede conducir a dormir demasiado. Aunque tu médico puede prescribir suplementos de vitamina D, la mejor fuente de esta vitamina es el sol. La exposición diaria de tan sólo 10 minutos debería hacer lo necesario. Sin embargo, consulta a tu médico si el problema persiste.

Dormir poco

La National Sleep Foundation afirma que no hay peligro comprobado por dormir demasiado, pero sí hay peligro por dormir muy poco. En estudios de laboratorio, las personas que duermen menos de cuatro o cinco horas al día pueden sufrir cambios en el estado de ánimo y el rendimiento. También son más propensos a enfermarse, ya que su sistema inmunológico se resiente por la falta de sueño. Si estás durmiendo más de lo normal, sin embargo, y no puedes atribuírselo a una causa obvia, como el exceso de trabajo o una situación estresante, consulta a tu médico: es posible que tengas una deficiencia nutricional.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por maría echenique