Cómo hacer dormir a un bebé cansado

Lidiar con un bebé cansado que no va a dormir puede ser agotador y frustrante para los padres. Establecer una rutina consistente de hora de dormir y apegarse a ella puede ayudar a preparar a tu hijo a dormir al final de cada día. No pierdes nada con probar otros trucos, como reproducir música o envolverlo con una manta, para calmarlo al dormir cuando está demasiado cansado y molesto para relajarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Implementa una rutina de hora de dormir y adhiérete a ella. Es posible que desees darle a tu hijo un baño, leerle un cuento, ofrecer una última comida y acostarlo para la noche. Eventualmente un bebé cansado reconocerá los signos y se relajará y preparará para dormir, según el Baby Center.

  2. Mantén la habitación fresca. Muchos padres cometen el error de mantener la temperatura demasiado caliente para los bebés para que duerman cómodamente. Viste a tu bebé ligero en la misma cantidad de ropa que te pones para dormir. Si tu bebé tiene las manos y los pies fríos durante toda la noche, prueba una de las mantas portátiles hechas para los niños que se pueden encontrar en cualquier tienda para bebés. Las mantas pesadas, las fundas de colchones y los edredones se han relacionado con un mayor riesgo del síndrome de muerte súbita del infante, así que evita la colocación de estos elementos en su cuna.

  3. Apaga las luces. Calma a tu bebé cansado al mantener su habitación a oscuras durante las siestas y a la hora de dormir. La habitación no tiene que estar completamente a oscuras, pero un bebé sobre estimulado responderá bien a una habitación oscura en su mayoría con sólo la luz de una pequeña lámpara o luz nocturna.

  4. Dale a tu bebé algo que ver o escuchar que lo concentrará y calmará. Tu bebé sobre estimulado puede responder bien a un móvil de lento movimiento en el que pueda centrarse mientras se calma para dormir. Un bebé cansado también puede disfrutar del ruido blanco, música relajante o un cuento antes de dormir, mientras está tratando de dormir.

  5. Trata de envolver a tu bebé en cobijas. Usa una cobija delgada o una frazada especialmente diseñada para mantenerlo envuelto apretado y acogedor. Envolverlo puede calmar a un bebé inquieto y cansado ayudándolo a dormir un poco. Los recién nacidos están acostumbrados a espacios reducidos de la matriz y envolverlos puede ayudar a recrear esa sensación.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh good | Traducido por roberto garcia de quevedo