Cómo dominar bien la velocidad al hacer snowboard

Una vez que has superado el nivel de principiantes del snowboard, tendrás que avanzar a colinas más empinadas donde ganarás mucha más velocidad. Al alcanzar velocidades más altas, deseas sentirte cómodo y en control de tu tabla. Unos fundamentos acerca del control de la velocidad te brindarán la confianza necesaria para recorrer estas rutas más escarpadas.

Practica para mantener una postura perfecta

Cuando te preparas para bajar una pista empinada y empiezas a ganar velocidad, debes mantener la postura correcta para conservar el control de tu tabla. Dobla las rodillas y permanece en una postura atlética con los hombros alineados con las caderas y las rodillas, y tu peso centrado sobre la tabla. Permanecer centrado sobre tu tabla es la única manera de mantener la estabilidad mientras ganas velocidad. Inclinarte hacia adelante o hacia atrás en la tabla aumentará las posibilidades de caídas a altas velocidades.

Derrapar para controlar la velocidad

Si estás un poco temeroso de ganar demasiada velocidad, mantener la confianza en tu habilidad de derrapar para reducir la velocidad o detenerte por completo en la colina te hará sentir mucho más cómodo. Gira tu tabla horizontalmente sobre la colina, de manera que la parte delantera de tu cuerpo esté de cara al descenso. Ejerce presión sobre el borde del talón y desacelera tú mismo hasta detenerte. Derrapar es una buena manera de desacelerar y tomar un descanso cuando hayas ganado mucha velocidad.

Giros para el control de la velocidad

Los giros son una forma más avanzada para controlar la velocidad en una colina empinada. Para girar, apoya tu peso sobre el pie delantero y rota alrededor la pierna que está atrás. Ejerce presión sobre el pie delantero al inicio del giro y luego sobre el pie de atrás al finalizarlo. Haz este mismo movimiento de barrido hasta llegar a la parte baja de la colina. Estas pequeñas curvas cerradas evitarán que ganes demasiada velocidad en una pendiente pronunciada.

Carving para incrementar o disminuir la velocidad

Una vez que te sientas cómodo con el control de la velocidad, puedes trabajar en el aumento y la disminución de tu velocidad mientras haces carving. El carving consiste en realizar giros amplios, dejando esculpidos los cantos (bordes laterales de la tabla) en la nieve. Estas grandes vueltas, en forma de C te llevarán de vuelta a la colina, reduciendo la velocidad antes de cambiar el peso al otro borde de la tabla y recuperar la velocidad de nuevo. El carving es una de las formas más divertidas de adquirir una velocidad confortable. Con el tiempo, irás abandonando por completo la técnica de deslizarte y detenerte en la colina, y estarás haciendo carving en pendientes moderadas y escarpadas, manteniendo la velocidad y la confianza.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por vittore notabene