Dolores de piernas en niños

Los niños con síntomas de dolores en las piernas no presentan gravedad. Ellos probablemente están experimentando lo que comúnmente se conoce como dolores de crecimiento. Estos dolores, que se conocen médicamente como dolores de las extremidades no específicos de la infancia, pueden afectar hasta el 40 por ciento de los niños, de acuerdo con KidsHealth. Las piernas adoloridas normalmente no requieren intervención médica, sin embargo, la presencia de síntomas adicionales debe ser reportada a un pediatra.

Dolores de crecimiento

Los dolores de crecimiento fueron descritos por primera vez en la literatura médica en la década de 1800, de acuerdo con Felicity Goodyear-Smith y Bruce Arroll en "British Medical Journal", un artículo publicado en septiembre de 2006. Estos dolores de piernas por lo general ocurren en niños entre las edades de 3 y 12 años. Los dolores de crecimiento por lo general se llevan a cabo en la tarde o la noche y pueden perturbar el sueño de los niños. El dolor articular, la inflamación y problemas con el movimiento no están asociados con estos dolores de piernas. Los niños suelen experimentar dolores de crecimiento en ambas piernas.

Posibles causas


La causa de los dolores de piernas todavía no está clara, pero lo que sí se sabe es que el crecimiento no tiene nada que ver con ellos.

La causa de los dolores de piernas todavía no está clara, pero lo que sí se sabe es que el crecimiento no tiene nada que ver con ellos. El estrés musculoesquelético puede jugar un papel, según el Dr. Barbara Ostrov de la Universidad Estatal de Pennsylvania. Los calambres en las piernas, pies planos y las fracturas inferiores de la pierna por estrés producen síntomas similares a los de los dolores de crecimiento. Además, el estrés musculoesquelético podría explicar por qué los niños experimentan estos dolores de piernas después del esfuerzo físico. Un estudio de marzo de 2004 en "The Journal of Rheumatology" encontró que los niños con problemas de crecimiento tienen baja tolerancia al dolor, lo que podría ser indicativo de un síndrome de dolor no inflamatorio.

Tratamiento

Pocos estudios se han realizado sobre la eficacia de los tratamientos para los dolores de crecimiento, pero el toque terapéutico y el uso de calor puede ayudar a aliviar los dolores de las piernas, de acuerdo con un artículo de julio de 2008 en el "Journal of Foot and Ankle Research". Dar masaje en la pierna y el estiramiento del músculo afectado puede ser beneficioso, así como el aplicar una almohadilla de calefacción a la pierna. Si estos métodos fallan, los niños pueden tomar analgésicos como el paracetamol y el ibuprofeno. La aspirina no debe usarse nunca ya que esto puede causar una reacción fatal en niños.

Advertencia

Las piernas adoloridas son comunes en niños y rara vez son causa de preocupación, sin embargo, es importante reconocer los signos de que algo más grave puede estar ocurriendo. Dr. Ostrov dice que los niños que sufren estos dolores de tres a cuatro veces a la semana deben ser evaluados médicamente. Cualquier signo o síntoma que acompañan dolores de piernas no son indicativos de los dolores del crecimiento inocuos; estos incluyen enrojecimiento, inflamación, cojera, dolor constante y fatiga. Los médicos probablemente ordenarán pruebas de diagnóstico, como análisis de sangre y rayos X, para detectar infecciones u otros problemas médicos.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel morgan | Traducido por luciano ariel castro