Los dolores de gas en la espalda alta después de comer

El gas es una ocurrencia común en una base diaria. Puedes no notar lo mucho que pasas gas en un solo día, porque es muy normal. La persona promedio pasa gas cerca de 10 veces en un día. El gas se forma durante la digestión debido a los vapores que se crean por las enzimas para descomponer los azúcares diversos, proteínas y carbohidratos en los alimentos. Los dolores por gases que se sienten en tu espalda se relacionan muy probablemente con dolor referido, dolor que se proyecta a través de un área del cuerpo a otra.

Dolores por gas

Los dolores por gases son nítidos y punzantes o calambres que se siente en el abdomen después de comer. Los dolores pueden cambiar de ubicación de forma rápida y se puede proyectar en tu espalda. La mayoría del dolor de gas es el resultado del aumento de la presión acumulada en los intestinos y se acompaña habitualmente con hinchazón. También puedes sentir un nudo en el estómago, hinchazón en tu abdomen y la mayoría del dolor de gas suele ser intenso pero corto. La eliminación del gas atrapado hará que el dolor desaparezca. El dolor que permanece en la espalda debe ser evaluado por el dolor de gas es comúnmente confundido con enfermedades del corazón, cálculos biliares y apendicitis.

Dolor referido

El dolor referido es el dolor que se siente en un área que se produce en otra parte del cuerpo. Si presentas dolor de gas se puede sentir dolor referido en tu espalda que se origina en la parte superior o inferior del abdomen. Dado que el dolor de espalda superior puede ser un signo de otros problemas médicos, un médico debe evaluar su dolor y confirmar el diagnóstico de dolor de gas.

Prevención

Todo el mundo tiene una sensibilidad diferente a la fibra. Puedes ser capaz de comer grandes cantidades de fibra a diario y no sentir los efectos de la misma, mientras que otra persona puede comer verduras y desarrollar gas inmediatamente. Puedes evitar la cantidad de gas que se desarrolla mediante la eliminación de ciertos alimentos de tu dieta. National Digestive Disease Information Clearinghouse recomienda eliminar los productos lácteos, los cereales integrales, las manzanas, peras, melocotones, brócoli, cebollas, ajo y repollo. Principalmente bebe agua y elimina todas las bebidas carbonatadas.

Consideraciones

Si desarrollas otros síntomas aparte de gas y dolores por gas, como diarrea crónica o estreñimiento debes consultar a tu médico. Es posible que tengas una afección más grave, como la enfermedad de Crohn o síndrome de intestino irritable. No uses ningún medicamento de venta libre sin consultar antes con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por verónica sánchez fang