Dolores estomacales después de comer helado

Los dolores estomacales luego de comer helado suelen estar relacionados con la intolerancia a la lactosa o a una alergia a la leche. Las dos condiciones son comúnmente confundidas debido a que producen síntomas gastrointestinales similares y pueden ser diagnosticados fácilmente por un doctor. EL helado es preparado principalmente con productos lácteos, lo que puede provocar diversas reacciones, dependiendo de tu condición física. Si experimentas dolores agudos luego de comer helado, evita consumir más hasta que consultes con un médico.

Intolerancia a la lactosa

Cuando consumes cualquier alimento, las enzimas naturales de tu cuerpo te ayudan a descomponer sus azúcares y proteínas, para facilitar su digestión. Las enzimas utilizadas para procesar la lactosa son llamadas lactasa. Si eres intolerante a la lactosa, tus intestinos no producen suficiente lactasa para descomponer los azúcares, de acuerdo con MayoClinic. Si bien la mayoría de las personas no producen suficiente lactasa, sólo aquellos con síntomas graves quienes son consideradas intolerantes a la lactosa.

Alergia a la leche

Si eres alérgico a la leche, puedes experimentar dolores estomacales al consumir helado. El ingrediente principal de los helados son lácteos, los cuales pueden accionar una reacción en el sistema inmune. KidsHealth establece que si eres alérgico a leche, tu sistema inmune confunde las proteínas de la leche por substancias peligrosas e intenta atacarlas. Esto desata una reacción en cadena en el cuerpo, produciendo varios químicos, como la histamina. Ella produce inflamación en el tejido blanco, resultando en los síntomas clásicos de la alergia a la leche.

Síntomas comunes

Si eres intolerante a la lactosa o posees una alergia a la leche, puedes experimentar dolores de estómago luego de ingerir productos lácteos. Los síntomas comunes a estas dos condiciones son náusea, vómitos, diarrea, hinchazón gases y dolor abdominal provocado por los calambres, de acuerdo con MayoClini.com y KidsHealth.

Síntomas diferentes

La intolerancia a la lactosa produce también heces malolientes, mientras que la alergia a la leche no produce esto. También puede inducir a otros síntomas, como la falta de aliento, problemas al respirar, dolores en el pecho y tos. Puede incluso provocar urticaria, picazón en la piel y eccema, junto con congestión nasal y estornudos, de acuerdo con KidsHealth.

Tratamiento

Si comes helado y desarrollas estos dolores, llama a un médico. La intolerancia a la lactosa no puede ser tratada una vez que los síntomas se revelen. Puedes evitarlos tomando suplementos de lactasa junto con el primer bocado del helado. El dolor estomacal provocado por la alergia a la leche no puede ser tratada. La única forma de evitar estos síntomas es eliminar la leche de tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por andrés marino ruiz