El ajo y los dolores de cabeza

Aunque la mayoría de la gente asocia los dolores de cabeza y las migrañas con el estrés, se sabe que otros factores, o "disparadores", contribuyen a esta condición. Algunos de los más comunes son cambios en el ciclo del sueño, los niveles hormonales, la temperatura del ambiente y la actividad física. Incluso la exposición a ciertos alimentos puede provocar esta condición en algunas personas.

El ajo

El ajo es considerado uno de los muchos factores desencadenantes dietéticos de las migrañas, sobre todo cuando se consume forma cruda, informa la Universidad de California en Berkeley. Como cualquier otro disparador, el ajo en realidad no causa un dolor de cabeza. Éste activa el proceso responsable del dolor y el malestar, por lo que sólo las personas propensas a las migrañas sufren un dolor de cabeza cuando se exponen a este alimento. De hecho, algunas personas incluso desarrollan un dolor de cabeza después de tomar un suplemento de ajo, aunque esto es raro.

Dolor de cabeza

La razón por la que el ajo, o cualquier otro disparador, provoca migrañas en algunas personas todavía no está clara, pero se cree que involucra al nervio trigémino, que es la principal vía del dolor en el cuerpo. Ingerir un alimento disparador, como el ajo, puede generar que este nervio libere neuropéptidos, o pequeñas moléculas de señalización neuronal, para posicionarse en la membrana que cubre el cerebro. Esto inicia el dolor asociado con la migraña y los dolores de cabeza.

Tratamiento

El tratamiento de la migraña por ajo es muy similar a el tratamiento de un dolor de cabeza de cualquier otra causa. Muchas personas responden favorablemente a los analgésicos convencionales, como la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol. Tan pronto como sientes acercarse el dolor de cabeza, toma el medicamento para obtener los mejores resultados, recomienda MayoClinic. Si tus dolores de cabeza son más graves, los medicamentos recetados pueden proporcionar un mejor alivio. Habla con tu médico para determinar el mejor curso de tratamiento para ti.

Prevención

Prevenir la migraña puede ser difícil, pero a menudo comienza al evitar los factores desencadenantes. Mantén un diario de comida para asegurarte de que el ajo y no otro alimento disparador, está causando los problemas. Es posible que otras comidas, como el chocolate, las legumbres, cebollas, aceitunas y quesos, estén contribuyendo a tu malestar. También es importante tener en cuenta que no todos los factores desencadenantes dietéticos provocan un dolor de cabeza de migraña cada vez, por lo que es recomendable que detalles tus hábitos alimenticios para determinar el origen de tu dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por sofia loffreda