Dolor de tobillos por patinar sobre hielo

El patinaje sobre hielo es un deporte estimulante pero de retos físicos en el cual pueden ocurrir dolor y lesiones de los tobillos. El Ice Skating Institute dice que el diseño de tu pierna inferior hace que los tobillos sean especialmente vulnerables a las lesiones y la tensión; además, el patinaje sobre hielo requiere inicios y paradas repentinas que pueden ocasionar tensión en tus pies, arcos y tobillos. El equipo apropiado, los tratamientos y ejercicios pueden ayudarte a aliviar el dolor y reducir los riesgos de lesiones.

Mecánica del dolor de tobillo

Dos principales músculos, el peroneo y el tibial anterior, son los que reciben el esfuerzo de la presión del patinaje sobre hielo; son estos los que tienen más probabilidad de doler e inflamarse. El músculo peroneo, que se contrae cuando levantas el pie, causa dolor en la parte exterior del tobillo. Podiatry Today dice que las largas horas sobre el hielo puede debilitar el músculo peroneo y hacen más probables las torceduras fuera del hielo. El músculo tibial anterior corre por la parte exterior de la espinilla. El patinaje prolongado causa que este músculo se haga más corto. Después de una sesión de patinaje el ahora acortado músculo ejerce presión sobre el tendón, causando dolor al frente del tobillo, debajo de la espinilla y en ocasiones en los arcos y a lo largo de la parte exterior de tu pie.

Tratamiento del dolor muscular

De acuerdo con el Ice Skating Institute, puedes utilizar una clavija; un pedazo de madera delgado y redondo de 24 pulgadas de largo y una y media pulgada de ancho, para aliviar los dolorosos espasmos musculares en tus tobillos, incrementar la circulación y ayudar a estirar las fibras musculares encogidas. Siéntate en el suelo con la pierna doblada y el tobillo afectado doblado hacia adentro, coloca la clavija suavemente debajo de la parte exterior de la rodilla y desliza la clavija por la parte exterior de tu pierna inferior, detente justo antes del tobillo. Los espasmos, o nudos en los músculos, se indicarán en áreas especialmente dolorosas; presiona la clavija contra ellos por 30 a 60 segundos antes de proceder hacia abajo de la pierna. Al girar el pie hacia afuera y colocar la clavija a lo largo de la parte exterior de la espinilla, evitando el hueso en si, puedes tratar también el músculo tibial anterior. Para evitar un moretón en el hueso, nunca empujes la clavija en el hueso.

Tensión y esguinces en los tobillos

El dolor en el tobillo después de una caída puede indicar una tensión o un esguince. Los esguinces involucran el estiramiento y desgarre de los músculos del tobillo o sus tendones; con un esguince, son los ligamentos que conectan los huesos del tobillo que se estiran o desgarran. Podrías sentir un "pop" en la articulación al ocurrir el esguince. Los síntomas de los esguinces y las tensiones incluyen el dolor, hinchazón y una capacidad limitada de movimiento del músculo o articulación. Puedes tratar estas aflicciones utilizando la técnica R.I.C.E. Descansa de la actividad que causó la lesión, aplica hielo por 20 minutos cada dos o tres horas, envuelve el tobillo con una venda de compresión y mantén el tobillo elevado por encima del nivel del corazón si es posible. Si no puedes caminar ni unos cuantos pasos, no puedes mover el tobillo, sientes adormecimiento o notas enrojecimiento; o los síntomas no mejoran a pesar de este cuidado, consulta con tu médico.

Prevención

Muchas lesiones de tobillo y dolor se pueden prevenir o aliviar utilizando patines correctamente ajustados con el grado apropiado de flexibilidad. La bota debe ser lo suficientemente rígida para dar soporte, pero no tan rígida como para evitar la flexión apropiada. Podiatry Today, notando que la mayoría de las botas de los patinadores son demasiado rígidas, recomienda que la parte superior del calzado deben doblarse ligeramente con una fuerza promedio de las manos. Debido a que las botas de los patines casi no tienen soporte del arco, una plantilla podría ayudar. Puedes también acojinar áreas que ponen presión en las protuberancias óseas de los tobillos; buenas opciones son el paño y silicona. Finalmente, tu entrenador podría recomendar el estiramiento fuera del hielo y ejercicios de fortalecimiento para promover el balance, poder y movimiento correcto.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por glen boyd