Dolor en los tobillos y natación

La natación es una forma de ejercicio aeróbico de bajo impacto que es sencillo para las articulaciones. La piscina se utiliza a menudo como un medio de rehabilitación para atletas lesionados y como un medio de ejercicios para las personas con enfermedades de las articulaciones. Los atletas que participan en deportes de secano a menudo se benefician de la utilización del agua. Por otro lado, los nadadores de competición pueden experimentar dolor en el tobillo de manera persistente como el resultado de la flexión repetitiva y que se extiende al tobillo.

Causas del dolor

El dolor en el tobillo es más comúnmente el resultado de los esguinces de tobillo. Los esguinces que se dejan sin tratar o los repetidos esguinces de tobillo puede causar inestabilidad del tobillo, lo que puede dar lugar a dolor crónico. El dolor en el tobillo también puede ser causado por lesiones provocadas por el uso excesivo, como la tendinitis de Aquiles. También puedes experimentar dolor en el tobillo como consecuencia de la artritis o una compresión del nervio conocido como el síndrome del túnel del tarso. La alineación estructural deficiente o el desarrollo de los huesos en los pies y las piernas también pueden causar dolor.

Beneficios de los acuáticos

Dado que el dolor de tobillo ocurre con mayor frecuencia o empeora, como resultado de la participación en actividades de carga de peso, los médicos y terapeutas físicos a menudo recomiendan la terapia acuática para la rehabilitación de una lesión o como una alternativa para aquellos que sufren de enfermedades como la artritis. De acuerdo con la Arthritis Foundation, los ejercicios en el agua pueden ayudar a mantener las articulaciones en movimiento, proteger contra los daños y te permitirá obtener los beneficios de salud en general de la participación en el ejercicio. La flotabilidad del agua es beneficiosa para aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones, así como mejora la circulación y la reconstrucción de la fuerza en el tobillo.

Movimientos de la natación

Los nadadores utilizan mucho la flexión plantar del tobillo (la extensión del tobillo lejos de su cuerpo) durante la competición. Los que participan en el estilo braza para una máxima flexión dorsal, flexionan el tobillo por lo que el ángulo entre el pie y el tobillo disminuye. Sus tobillos también se utilizan en gran medida cuando se impulsan en las paredes de una piscina o saltan en un trampolín para aumentar el impulso.

La inflamación del tendón

La repetitiva flexión plantar o dorsiflexión del tobillo pueden inflamar los tendones extensores, que son responsables del movimiento del pie y el tobillo. El dolor se siente por lo general en el tobillo y en la parte superior de los tendones mientras se flexionan y se extienden. El tratamiento para esta condición incluye el reposo o la aplicación de hielo o calor. Consulta con tu médico, quien puede recetarte un medicamento antiinflamatorio para aliviar el dolor. Para el dolor persistente en el tobillo, las inyecciones de corticosteroides pueden ser usadas ​​para aliviar el dolor y la inflamación.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por gabriela nungaray