Dolor en los tobillos al jugar baloncesto

El malestar en los tobillos cuando juegas al baloncesto puede producirse bruscamente de una lesión repentina o desarrollarse gradualmente con el tiempo, y puede resultar de una variedad de condiciones y errores. Los dolores musculares de tobillo no sólo pueden afectar la forma en que juegas al baloncesto; pueden poner fin a tu juego antes de tiempo y disuadirte de volver a jugar.

Posibles causas

Puedes experimentar dolor en los tobillos mientras juegas al baloncesto si no realizas un calentamiento previo o no usas un calzado de apoyo. El baloncesto requiere movimientos laterales frecuentes que pueden tensar los tobillos, sobre todo cuando defiendes la pelota, lo que te obliga a parar bruscamente, plantar tus pies y moverte rápidamente en la dirección opuesta. Además, el aterrizaje incorrecto después de saltar o girar tu cuerpo, puede provocar un esguince, tendón roto, tirón muscular, rotura de ligamentos o incluso una fractura de tobillo. La práctica o el juego excesivo puede tensar los tobillos y dar lugar a enfermedades como la tendinitis aquílea o fascitis plantar. La cancha de asfalto al aire libre no proporciona la absorción de choque adecuada y puede tensar extremadamente los tobillos, lo que resulta en dolor.

Opciones de tratamiento

Descansa tus tobillos y abstente de jugar al baloncesto hasta que sane la lesión. Inmoviliza el tobillo usando muletas o una férula, si es necesario, para aliviar los dolores y desalentar la repetición de la lesión. Aplica una compresa al tobillo lesionado y reduce la inflamación mediante la aplicación de hielo sobre el tobillo por no más de 15 minutos por vez. Levanta el pie para drenar los líquidos de la zona lesionada y reducir el dolor y la hinchazón. El dolor severo en el tobillo requiere de un tratamiento médico o terapia en los que se puede aplicar un yeso, recetar medicamentos o reparar quirúrgicamente la lesión.

Prevención

Extiende tus tobillos con un ejercicio circular y realiza un calentamiento con una actividad ligera, como caminar a paso ligero, antes de jugar baloncesto. Siempre usa un calzado apropiado diseñado para el baloncesto que proporcione la absorción de choque adecuada y el apoyo de tobillo. Fortalece los músculos de la parte superior e inferior del cuerpo entrenando con pesas, con el propio peso del cuerpo o una banda elástica. Tener músculos fuertes ayuda a reducir el impacto al jugar al baloncesto, lo cual puede ayudar a prevenir las lesiones de tobillo.

Advertencias

Contacta con tu médico si el dolor del tobillo es crónico y grave, acompañado de hinchazón, o si sospechas que hay un esguince o fractura. Si no se tratan, las lesiones, tales como un esguince o una fractura, causarán mayor daño, inestabilidad de las articulaciones del tobillo, dolor crónico grave o incluso la aparición temprana de condiciones tales como la artritis. Además, una lesión severa puede causar que el tejido cicatricial se acumule en la zona del tobillo, lo que resulta en problemas con la flexibilidad del tobillo y amplitud del movimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por gloria soto