Dolor en la rodilla después de hacer ciclismo

El ciclismo ofrece un entrenamiento de resistencia y cardiovascular, pero algunas veces tiene un costo; dolor en tus rodillas. Este dolor por lo general aparece solo si algo en tu bicicleta no está ajustado correctamente o si estás pedaleando con tus pies en un ángulo inadecuado. Consulta siempre a un médico si tienes dolor de rodilla para asegurarte de que no exista una lesión seria.

Ajustar tu bicicleta

Una causa probable de dolor después de andar en bicicleta es que el asiento no está ajustado correctamente. Cuando tus piernas no se mueven en el rango de movimiento adecuado, pedalear puede ser doloroso para tus rodillas. Estas deben estar ligeramente dobladas en el extremo inferior del pedal de la bicicleta, y caer directamente sobre la bola del pie cuando tu pedaleo es paralelo al piso. Pide a un amigo que sostenga la bicicleta firme mientras controlas tu posición. Mueve el asiento hacia arriba, abajo, adelante o atrás para asegurarte de tener la posición adecuada para ayudar a prevenir el dolor de rodilla.

Acomodar tus pies

La forma en que colocas los pies en los pedales puede estirar tu rodilla en diferentes direcciones, causando dolor. Cuando pedaleas, la rodilla debe apuntar derecho hacia adelante, no inclinarse hacia afuera o hacia la bicicleta. Aunque a menudo esto es un ajuste menor, mantener la rodilla en la posición incorrecta durante mucho tiempo comúnmente hace que duela. Si nunca antes has tenido dolor de rodilla después de andar en bicicleta, considera lo que deberías cambiar. Por ejemplo, si recientemente tuviste un tirón muscular en el músculo de la pierna y recién volviste a andar en bicicleta, coloca la pierna de manera diferente para compensar el músculo débil o dolorido. Pide a un amigo que te observe mientras andas hacia él para asegurarte de que ambas rodillas estén colocadas correctamente.

Reducir la marcha

Pedalear de forma inadecuada y con el ritmo incorrecto hace que tus rodillas trabajen más de lo que deberías, lo que a menudo produce dolor en las mismas. las velocidades más altas, en especial cuando pedaleas cuesta arriba, pueden hacer que sientas como si estuvieras haciendo más que un entrenamiento, pero puedes estresar los músculos que rodean a las rodillas. Esto es especialmente cierto si cambias de repente tu rutina en lugar de aumentar la marcha gradualmente. Cuando los músculos se endurecen, tiran la rodilla y pueden causar dolor. Además, si pedaleas más lentamente, a un ritmo más lento, puedes colocar más presión en las rodillas con cada rotación del pedal para mantener la misma velocidad. usar un ritmo más rápido puede reducir el estrés en las rodillas.

Cuidado de tus rodillas

Cuando tienes poco dolor en las rodillas después de hacer ciclismo, tómate uno o dos días de descanso par cuidarlas. Continuar andando en bicicleta puede hacer que el problema empeore, produciendo una lesión más severa. Mantén la rodilla elevada con una compresa fría para reducir la inflamación, y espera un par de días hasta que el dolor remita. Si persiste después de dos días, consulta a tu médico sobre los posibles problemas y sobre si es o no apropiado que continúes andando en bicicleta. También consulta al médico si tienes un dolor agudo en lugar de leve en tu rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por rob harris | Traducido por maria eugenia gonzalez