Dolor y rigidez muscular después del ejercicio

Cualquiera que haya levantado peso alguna vez o ido a correr está familiarizado con el dolor y la rigidez que con frecuencia siguen al entrenamiento. Este dolor puede aparecer poco después del final del entrenamiento. También puede retrasarse a un día o dos, una condición común conocida como agujetas. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a aliviar tu dolor muscular.

Causa

Cuando tu cuerpo intenta una actividad física demasiado agotadora para lograrse con su producción normal de energía, como levantar pesos grandes, tu cuerpo generará energía adicional anaeróbicamente, lo que significa, sin suficiente oxígeno. El ácido láctico, o lactato, se genera cuando tu cuerpo se adapta a este desafío físico inusual. El ácido láctico por sí mismo no causa dolores musculares, sin embargo. Eso es sólo un síntoma que usa tu cuerpo para decirte que des a tus músculos tiempo para descansar y sanar. Repetir un entrenamiento más difícil, o un entrenamiento similar que se enfoque en los mismos músculos, mientras que sigue dolorido, puede llevar a desgarros y otras lesiones.

Cura

Por un día o dos después del ejercicio que causó dolor en músculos en particular, si dicho dolor dura tanto tiempo, coloca hielo sobre el área afectada para ayudarla a sanar. Si sigue dolorida después de un tiempo, cambia a tratamiento con calor para ayudar a la relajación muscular. Estírate cuidadosamente antes y después de tu entrenamiento para ayudar a reducir la cantidad de ácido láctico acumulado en tus músculos, lo que reducirá la cantidad de dolor que sentirás.

Dieta

Una dieta saludable y balanceada que incluya muchas vitaminas y minerales ayudará a tu cuerpo a sanar efectivamente dándole las herramientas necesarias para reparar y reconstruir tus músculos. Los alimentos ricos en antioxidantes, como bayas vegetales verdes, también ayudarán al proceso de recuperación. Comer carbohidratos nutritivos, como granos enteros y proteínas magras, como el pescado, asegurarán que tu cuerpo tenga suficientes materiales para reparar tus músculos.

Tratamiento médico

En la mayoría de los casos, el dolor y rigidez muscular no son problema serio. Usualmente, son únicamente un efecto secundario normal de tu entrenamiento y significa que estás trabajando duro y adquiriendo más fuerza. Sin embargo, consulta a un médico para recibir tratamiento adecuado si experimentas dolor severo, inusual o calambres; dolor que dure más de tres días; debilidad grave o inhabilidad para moverte; o síntomas como fiebre o vómito.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph mcallister | Traducido por arcelia gutiérrez