Dolor en el pie y lesiones debido al uso de una cinta para correr

Usar una cinta para correr suele llevar a la pérdida de peso, a entrenamiento cardíaco y a tonificar las piernas. Sin embargo, el uso regular puede también causar dolor en el pie e incluso lesiones. La probabilidad de lesionarse es mayor desde un principio, indica Podiatry Today, ya que la mayoría de la gente camina a un ritmo de no más de 120 pasos por minutos. Este ritmo es mayor, a veces sustancialmente, sobre una cinta para correr.

Causa

El dolor y las lesiones en el pie son comunes entre los usuarios de cintas para correr, informa Podiatry Today, principalmente debido al incremento en la cantidad de acciones repetitivas que genera el uso de este aparato. La repetición, junto con la mayor inclinación y velocidad, a veces estira o distiende el pie más allá de su nivel de confort. Cuando caminas a un ritmo normal durante el día, das entre 90 y 120 pasos por minuto. El uso de una cinta de correr incrementa este ritmo, a veces sustancialmente, dependiendo de la velocidad que elijas.

Fascitis plantar

La fascitis plantar es uno de los problemas más comunes del pie producidos por el uso de la cinta de correr, dice Podiatry Today. Esta condición es una distensión o desgarro en la fascia plantar, que es la banda de tejido ubicada a lo largo de la base del pie, conectando el hueso del talón con los dedos. El dolor intenso, como un pinchazo, es uno de los síntomas, y suele ser el más severo cuando te pones de pie para empezar el día o después de haber estado sentado o para durante períodos prolongados de tiempo.

Neuroma intermetatarsiano

El neuroma intermetatarsiano, también llamado neuroma de Morton, es otro problema común del pie causado por el uso de cintas de correr, según Podiatry Today. Esta condición se desarrolla cuando el tejido que rodea al nervio de la bola del pie se endurece y afecta al nervio en sí mismo, causando dolor e incluso una sensación de ardor o entumecimiento. El neuroma de Morton suele sentirse como si tuvieras algo dentro del calzado.

Otras condiciones

La tendinitis de Aquiles es otro problema común causado por el uso de este aparato, dice Podiatry Today, como también lo es una condición llamada pie equino. La tendinitis de Aquiles es la inflamación del tendón de Aquiles, o de la banda ubicada detrás de la pantorrilla que conecta a sus músculos con el talón. El tendón puede pasar de inflamado a roto por la sobreextensión repetida o el sobreuso. El pie equino está caracterizado por el movimiento limitado del tobillo, informa Foot Health Facts, y el pie es incapaz de moverse hacia arriba. La condición suele desarrollarse cuando el tendón de Aquiles está particularmente tenso. Quienes sufren este problema suelen alterar su andar para compensar la limitación en el movimiento, causando más problemas.

Tratamientos/Soluciones

Dependiendo de la severidad y del problema, existen varios tratamientos diferentes, señala Podiatry Today. Las condiciones severas suelen requerir cirugía, mientras que el tratamiento de otras incluye la combinación de descanso y rehabilitación. Estirar tu fascia plantar y otros músculos bajos antes de usar la cinta de correr ayuda a reducir las lesiones, como así también mantener la inclinación en un ángulo bajo.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por mariana palma