Dolor en los pectorales

Experimentar dolor en los músculos pectorales puede ser aterrador; el malestar y la presión a menudo se confunden con los síntomas de un ataque al corazón. Por supuesto, si sospechas que puedes tener un problema con el corazón, ve a un hospital inmediatamente y realízate una evaluación minuciosa. Sin embargo, la mayoría de los dolores pectorales son provocados por distensiones y tirones del músculo.

Identificación

Formado por el pectoral mayor y el pectoral menor, los pectorales son los músculos gruesos situados en la parte anterior del tórax. Son responsables de la elevación y de la rotación de los brazos, por lo que desempeñan un papel importante en la mayoría de las actividades físicas. El dolor pectoral puede dificultar los movimientos e incluso hacer que la respiración sea incómoda.

Síntomas

El signo más evidente de una lesión pectoral, es el dolor en el músculo y en el área circundante. Cualquier movimiento o actividad del brazo puede intensificar el malestar; el dolor severo a menudo señala un músculo pectoral desgarrado. A menudo un desgarre pectoral está acompañado de enrojecimiento, hinchazón y moretones. La lesión puede crear asimetría, haciendo que el músculo desgarrado se hunda o pierda su forma normal. En los casos graves, el músculo formara bolas por debajo de la piel.

Causas

Las lesiones sufridas mientras se levantan pesas o mientras se compite en actividades deportivas causan casi todos los dolores pectorales. El press de banca, en particular, puede causar muchos problemas al utilizar una técnica inadecuada o al intentar empujar demasiado peso, provocando tensión innecesaria en los pectorales. Los levantadores de pesas a menudo oyen un sonido de explosión cuando se desgarra un pectoral.

Tratamiento

El dolor pectoral producido por tirones y distensiones puede tratarse con hielo, reposo, estiramientos y masaje. El uso de un cabestrillo para inmovilizar el brazo del lado lesionado puede ayudar a aliviar las molestias y al proceso de curación, el cual podría tomar varias semanas para que halla una recuperación completa. Los desgarres pectorales completos pueden requerir de cirugía para volver a unir el músculo. La cirugía también requiere de un largo proceso de rehabilitación, a veces doloroso, que podría durar entre cuatro meses y un año antes de que regrese el rango normal de movimiento.

Prevención

Para evitar el dolor y las lesiones pectorales, calienta y estira siempre los músculos del pecho antes de hacer ejercicio o competir en una actividad deportiva. Si levantas pesas, no intentes empujar más peso del que puedes manejar de forma segura, ya que el esfuerzo aumentará en gran medida las posibilidades de sufrir una lesión. Detén el levantamiento de pesas a la primera señal de dolor pectoral para que la lesión no se convierta en un desgarre completo. Y, por último, nunca comiences una actividad vigorosa hasta que el dolor pectoral haya desaparecido por completo, de lo contrario corres el riesgo de agravar la lesión y prolongar el proceso de curación.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por francisco roca