Dolor en la parte baja de la pantorrilla provocado por correr

En algún momento, la mayoría de los corredores sufre una lesión. Ya que la mayor parte de la propulsión en tu zancada viene de los músculos de las pantorrillas, son especialmente susceptibles a lesionarse mientras corres. La parte inferior de la pantorrilla incluye al músculo sóleo, el cual puede lesionarse por el uso excesivo o por una rotura, y la tendinitis aquilea, y las microfracturas son lesiones comunes de esta zona. Para prevenir este tipo de lesiones antes de que ocurran la mejor manera es tener buena forma y usar el calzado adecuado.

La verdad de la parte inferior de la pantorrilla

La parte baja de la pantorrilla tiene la mayor parte de los músculos, huesos, tendones y ligamentos importantes para tener propulsión de tu empeine mientras corres. El músculo sóleo es el músculo principal de la parte baja de la pantorrilla, y se extiende desde la base del músculo gastrocnemio en la parte superior de la pantorrilla hasta la base de talón. Este músculo es la clave para flexión de las plantas del pie, lo cual aumenta el ángulo entre la parte superior de tu pie y tu pierna. Los músculos sóleos también mantienen tu postura al jalar constantemente; sin ellos, te caerías hacia adelante.

Lesión del sóleo

Algunos dolores que ocurren después de correr son normales y se curan después de un par de días de descanso. Sin embargo, el dolor prolongado puede indicar una distensión del sóleo. Las distensiones del sóleo son raras, suelen ser leves y pueden tener como síntomas dolor, tensión y rigidez que empeoran con el uso. El sóleo no es particularmente susceptible a lesionarse porque es un músculo que no se tuerce lento. El gastrocnemio ubicado en la parte superior de la pantorrilla es un músculo que tuerce rápido y es la fuente de la mayoría de las lesiones musculares en las pantorrillas mientras se corre.

Otras lesiones

La tendinitis aquilea es dolor y rigidez en el tendón de Aquiles, el cual va desde la base del talón hasta cerca de la mitad de la pantorrilla. Este tendón está pegado al sóleo y es el tendón más fuerte y grueso del cuerpo humano. Estas lesiones son comunes en corredores y suele requerir tratamiento de parte de un médico. El dolor de la parte baja de la pantorrilla también puede ser una microfractura en el córtex exterior del hueso. Estas lesiones curan a medida que el cuerpo produce osteoblastos para remplazar el hueso dañado, pero este proceso puede tardar varias semanas. Correr con cualquiera de estas lesiones puede empeorar la situación, así que no ignores el dolor prolongado.

Compartimentar el dolor

Las lesiones muy graves de la pantorrilla pueden resultar en el síndrome de compartimiento, en el cual la inflamación extrema del músculo no deja que fluya la sangre. El síndrome de compartimiento se caracteriza por inflamación en la parte anterior e inferior de la pantorrilla y requiere atención inmediata para evitar necrosis en los tejidos cercanos. Estas lesiones son raras en corredores; normalmente son resultado de una fractura o de una lesión por aplastamiento. El síndrome de compartimiento crónico es una enfermedad menos severa, pero psicológicamente similar que no es peligrosa y puede ser atendida simplemente descansando de correr algunos días.

Prevención de lesiones de la pantorrilla

Todas estas lesiones graves se pueden evitar con una rutina responsable para correr. Calentar antes de correr con una caminata rápida o un estiramiento dinámico prepara tus músculos para el trabajo que vas a hacer, y una rutina de estiramiento en los días que no corras ayuda a reconstruir y recuperar los músculos. El calzado minimalista, el cual utiliza menos abultamiento en el talón y en el empeine, estimula el fortalecimiento de los músculos de tu pantorrilla y pie que te estabilizan mientras corres y absorben impacto. Tener músculos más fuertes previene lesiones de la parte baja de la pantorrilla y de cualquier lugar, como la periostitis tibial y lesiones en el gastrocnemio.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por alejandra medina