Dolor en los muslos cuando se hacen levantamientos reversos de pierna

Los levantamientos reversos de piernas (Rear leg lifts) son ejercicios que usan el peso de tu cuerpo como resistencia. Comenzando en cuatro patas, completas un levantamiento inclinándote sobre tus antebrazos y levantando una pierna de forma recta. Las personas que hacen este ejercicio, a menudo llamado patadas de glúteos (glute kickbacks), pueden experimentar dolor en los muslos. Estirar y modificar la posición de tu pierna podrían ayudarte a minimizar la incomodidad.

Beneficios de los levantamientos reversos de piernas

Se enfocan en dos grupos principales de músculos: los isquiotibiales y los glúteos. Los isquiotibiales son los músculos de la parte de atrás del muslo, y los glúteos, son los de tu trasero. Este ejercicio tonifica esos músculos, contribuyendo a una mejor postura y musculatura más fuerte. Un beneficio adicional es la conveniencia. No se necesita equipamiento especial; lo puedes hacer donde sea, cuando sea.

Causas del dolor en los muslos

Si sientes dolor cuando haces el ejercicio podría deberse a que los músculos isquiotibiales están demasiado contraídos y no se estiran tan fácilmente como los otros. siendo más probable que los puedas lesionar. Precalienta con saltos (jumping jacks) o una caminata corta para elevar la temperatura y llevar oxígeno a los músculos. Los músculos tibios se estiran más fácilmente que los fríos.

Modificaciones en el ejercicio

Modifica la forma en la que lo haces para prevenir y aliviar el dolor. La primera cosa que debes recordar es siempre escuchar al cuerpo. Estirar nunca debe causar dolor. Puedes estar esforzándote demasiado mientras intentas estirar. Baja unas pulgadas la pierna. Si aún sientes dolor, abandona y retoma otro día. Otra modificación es flexionar levemente la rodilla. En lugar de apuntar con el pie al techo, levanta un poco el pie para aliviar la presión del muslo. A medida que te acostumbras, reajusta la posición gradualmente para alcanzar los máximos beneficios.

Tratamiento del dolor del muslo

El rango de dolor producido por el ejercicio puede ir desde molesto a severo, dependiendo de cuán lesionado esté el músculo. La mayoría de los dolores son menores y se alivian con hielo o ibuprofeno. Los medicamentos antiinflamatorios de venta libre podrán ayudar. El dolor severo podría indicar desgarro, lo que significa que el músculo ha sido desplazado de su lugar y de las estructuras que lo conectan al hueso. Consulta con un médico si tienes este dolor o si el dolor leve no se resuelve solo dentro de los pocos días.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por mariela rebelo