Dolor de muslo en los niños

El dolor de muslo en los niños es, a menudo, causado por calambres, esguinces o dolores de crecimiento. Hay varios pasos que puedes tomar para reducir el dolor de tu hijo cuando se producen estas condiciones. Si tu hijo tiene dificultades para mover la pierna o llora al tocarse la pierna, busca atención médica, ya que una fractura es la posible causa del dolor.

Identificación

Los dos grupos principales de músculos afectados por dolor de muslo son los cuádriceps y los músculos isquiotibiales. Los cuádriceps se encuentran en la parte frontal del muslo y los músculos isquiotibiales se encuentran en la parte posterior del muslo. Un calambre provoca una contracción involuntaria de los músculos, que resulta en un dolor intenso que, normalmente, dura menos de un minuto. A veces, el calambre se puede sentir con la mano o es visiblemente perceptible como un bulto duro en el músculo. Una distensión muscular es dolorosa, apretada y tu hijo tiene un rango limitado de movimiento. Dependiendo de la gravedad de la lesión, los dolores de los músculos tensos pueden durar horas o semanas. Una lesión muscular tensa puede forzar a tu hijo a caminar con una cojera o a no poder caminar en absoluto. A veces un "pop" se siente durante una lesión en el muslo. Los dolores de crecimiento del muslo tienen una sensación de dolor que habitualmente se presenta en ambas piernas y se siente, generalmente, por la noche. Un dolor de cabeza o dolor abdominal a veces acompaña a este tipo de dolor en el muslo.

Causa

La causa exacta de los calambres es desconocida, pero los músculos deshidratados y tensos juegan un papel significativo en el desarrollo de un calambre. La deshidratación es probablemente la razón por la cual los niños desarrollan calambres durante o después del juego en los días calurosos. Una tensión se produce cuando los músculos de los muslos son estirados o desgarrados. Las tensiones también pueden ocurrir si los músculos son usados ​​en exceso durante actividades extenuantes. Los dolores de crecimiento no tienen nada que ver con el crecimiento del cuerpo y se producen en el 10% de los niños sanos, de acuerdo con el Seattle Children’s Hospital. La fuerza puesta en los músculos durante un juego vigoroso puede causar dolor al aparato locomotor de tu hijo, que es la razón por la cual el dolor se siente por la noche, ya que las actividades extenuantes se realizaron durante el día.

Tratamiento

Un calambre desaparece poco después de que la contracción comienza en el músculo. Puedes ayudar a aliviar el calambre de tu hijo realizando un estiramiento del músculo afectado mientras que masajeas el calambre. Aplica hielo en el músculo si el dolor persiste después de que cese el calambre. Dale agua si el calambre se produce en un día caluroso. Si el cuádriceps o los isquiotibiales están tensos, descansa la pierna durante las primeras 48 horas después de la lesión. Coloca hielo en el área por 20 minutos cuatro veces al día durante las primeras 48 horas, pero cambia a una compresa caliente dos veces al día después de las 48 horas. El hielo reduce la inflamación, y el calor promueve la curación. Una vez que el dolor desaparezca, realiza estiramientos ligeros y algunos de fortalecimiento de los músculos del muslo. El alivio de los dolores de crecimiento difieren de un niño a otro. Algunos niños se tranquilizan con los abrazos de sus padres. Los masajes, una almohadilla de calefacción y un baño caliente antes de acostarse, pueden proporcionar el alivio de los dolores de crecimiento. El acetaminofén o el ibuprofeno pueden ser administrados para los calambres, esguinces y dolores de crecimiento. Nunca des aspirina a un niño, ya que la aspirina aumenta el riesgo del síndrome de Reye, que es potencialmente fatal para tu hijo.

Prevención

Reduce el riesgo de calambres, alentando a tu hijo a beber líquidos varias veces al día, especialmente después de la actividad física. Ayuda a tu hijo a estirar los músculos de los muslos cada día y a mantener el estiramiento por al menos 30 segundos. Haz que tu hijo participe en actividades que fomenten el estiramiento en equipo, como la gimnasia, la danza, el atletismo y la mayoría de los deportes. El aumento de la amplitud de movimiento también reduce el riesgo de una distensión muscular. No puedes prevenir los dolores de crecimiento de un niño.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa mcnamara | Traducido por gloria soto