¿Para el dolor en los músculos de la espalda debo aplicar calor o frío?

Tanto la aplicación del calor como del frío son remedios caseros eficaces para el dolor en los músculos de la espalda, pero tienen que ser utilizados en el orden correcto para ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. Si no sabes la causa de tu dolor de espalda o también tienes algún entumecimiento, hormigueo, punzadas o fiebre, asegúrate de hablar con un profesional de la salud.

Compresas frías

Las compresas frías disminuyen la circulación sanguínea en el área del dolor, lo que reduce la inflamación e hinchazón en el sitio. Las bajas temperaturas también reducen la transmisión de las señales de dolor que son enviadas al cerebro, según el "American Medical Association Handbook of First Aid and Emergency Care". Aplica la compresa durante no más de 20 minutos, pero repite este procedimiento hasta 8 veces al día durante los primeros 2 a 3 días después en desarrollo de un músculo de espalda adolorido.

Calor

Cambia al calor después de 24 horas de terapia fría, para restablecer el flujo sanguíneo y relajar los músculos. De acuerdo con la guía de tratamiento del dolor de espalda publicados por el American College of Physicians y la American Pain Society, el calor puede ser aplicado en forma de compresas calientes o mantas eléctricas durante un período máximo de 20 minutos. Ten cuidado de no quedarte dormido con una almohadilla eléctrica, porque te puede provocar quemaduras accidentales.

Más galerías de fotos



Escrito por sheri kay | Traducido por luis eduardo barbosa