Dolor de músculo y moretones después de hacer entrenamiento

El dolor muscular y los moretones son efectos secundarios del ejercicio extremadamente comunes. Aunque ambas afecciones pueden causar incomodidad, generalmente no son serias y tienden a curarse solas sin la necesidad de tratamiento. Sin embargo, hay ciertas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas y evitar que ocurran el dolor y los moretones.

Dolor muscular

Esta afección también recibe el nombre de dolor muscular de aparición tardía (en inglés, delayed-onset muscle soreness o DOMS). Generalmente aparece 24 a 48 horas después de un entrenamiento y pueden oscilar de leves a muy dolorosas. La causa más común de las DOMS es trabajar en exceso tus músculos, según el sitio web Sports Firness Advisor. No están claras las causas del dolor, pero hacer presión en tus músculos mientras están extendidos (por ejemplo, cuando corres una loma) se considera un factor de riesgo. El daño temporario de tus células musculares es otra causa posible del DOMS. Cuando haces ejercicio, los músculos que trabajan sufren diminutos desgarros, que tu cuerpo repara bombeando sangre de más en los músculos afectados, tal como dice el entrenador y experto en nutrición Damien Mase en el sitio web Mase on the Muscle and Strength. Esto finalmente resulta en nuevo crecimiento de tejido y músculos más grandes, pero a corto plazo estos desgarros y el proceso de curación pueden causar dolor.

Tratamiento para el dolor muscular

Sin importar la causa, el DOMS generalmente desaparece sin tratamiento después de algunos días. Aplicar hielo a la zona afectada puede reducir la inflamación y, por lo tanto, ayudar a aliviar el dolor y acelerar el proceso de curación. Durante los primeros tres días después de que ocurre la lesión muscular, Medical News Today recomienda aplicar hielo por 20 minutos cada cuatro a seis horas. Después de tres días, continúa con el mismo proceso de aplicación, pero cambia a una terapia de calor, utilizando una botella de agua caliente o una ducha caliente para relajar tus músculos estresados.

Moretones musculares

Según la American Academy of Orthopaedic Surgeons, los moretones musculares (también conocidos como contusiones) son una de las lesiones más comunes en los atletas que juegan deportes de contacto. El moretón generalmente ocurre debido a un golpe directo, como el acto de derribar en el rugby o una caída, que daña las fibras musculares y causa sangrado dentro del músculo. El síntoma más obvio es el dolor y la sensibilidad alrededor del músculo lesionado y la piel se pueden volver de color azulado. También puedes experimentar inflamación alrededor de la zona afectada y movilidad reducida. La mayoría de los moretones se curan sin tratamiento pero en algunos casos pueden ser serios y resultar en un desgarro muscular o un hueso fracturado. Si tus síntomas persisten, consulta a tu médico para un diagnóstico completo.

Tratamiento para los moretones musculares

Durante las primeras 24 a 48 horas después de la lesión, sigue el tratamiento RICE (en inglés, rest, ice, compression and elevation; descanso, hielo, compresión y elevación) para reducir la inflamación y controlar el sangrado intramuscular, tal como recomienda la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Las medicaciones antiinflamatorias y analgésicas también ayudan. Durante este período, mantén el músculo lesionado en una posición levemente estirara para evitar que se vuelva rígido. Después de algunos días, generalmente puedes comenzar a utilizar terapia de calor y gradualmente volver a la actividad normal. Sin embargo, si tu lesión es seria, puede requerir varias semanas antes de que puedas comenzar a hacer ejercicio a la intensidad con la que lo hacías. En este caso, tu médico te dará el mejor proceso de rehabilitación para tu afección.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica mccahon | Traducido por aldana avale